Anuncios

Pakistán convoca una reunión de seguridad con el jefe del Ejército ante la crisis con Irán

Islamabad, 19 ene (EFE).- Pakistán convocó este viernes una reunión del Comité de Seguridad Nacional a la que asistirá el primer ministro, Anwaarul Haq Kakar, y el jefe del Ejército, Asim Munir, entre otros altos cargos, para revisar la situación de seguridad tras los bombardeos cruzados con Irán que desataron una crisis diplomática.

"El primer ministro Anwaarul Haq Kakar presidirá por la tarde la reunión del Comité de Seguridad Nacional en la que también participarán el jefe general del Ejército, Asim Munir, y los jefes de la Fuerza Aérea y de la Marina de Pakistán", dijo a EFE un responsable de la oficina del primer ministro, bajo condición de anonimato.

Durante la reunión se revisará la situación general de seguridad después de los ataques aéreos en los últimos días entre Pakistán e Irán, agregó el funcionario.

La crisis comenzó el pasado martes, cuando Teherán afirmó haber bombardeado instalaciones en Pakistán de un grupo suní calificado de terrorista por Irán, Yeish al Adl en Pakistán.

El Ministerio de Exteriores del país persa aseguró que el ataque, en una zona situada a kilómetros de zonas residenciales, fue precipitado por una “inminente amenaza terrorista” contra el pueblo iraní.

En respuesta al ataque, que Pakistán aseguró que mató a dos niños, Islamabad llamó a consultas a su embajador en Teherán y pidió al país vecino la retirada de su representante en la capital paquistaní, mientras advirtió de "graves consecuencias".

Estas se materializaron la madrugada de ayer, cuando el Ejército aseguró haber atacado escondites de dos grupos separatistas paquistaníes en Irán: el Ejército de Liberación de Baluchistán (BLA) y el Frente de Liberación Baluchi (BLF).

Teherán condenó el ataque, que denunció que mató a diez personas con ciudadanía paquistaní, al tiempo que apeló anoche en un comunicado a las “fraternales” y “amistosas” relaciones con Pakistán en un intento por calmar la tensa situación.

Siguiendo con los gestos de desescalada, la Embajada paquistaní en Irán resaltó hoy en X "la confianza mutua" entre ambos países y su apoyó al país vecino "en las buenas y en las malas", en un entorno regional complejo.

"Pakistán siempre ha estado al lado de Irán en las buenas y en las malas. La cooperación y la confianza mutua entre dos países hermanos, en un entorno regional complejo, son fundamentales para la paz y la estabilidad. Pakistán defiende resueltamente sus valores para promover la paz, la estabilidad y el desarrollo", sostuvo.

Pakistán e Irán se han acusado mutuamente en el pasado de no hacer lo suficiente para atajar la actividad de los grupos insurgentes que operan a través de su porosa frontera.

Yeish al Adl reivindicó el ataque en el que murieron 11 policías en la ciudad iraní de Rask el pasado diciembre, entre otros atentados en los últimos años.

A su vez, el BLF y el BLA han reivindicado múltiples ataques en Pakistán, especialmente contra las fuerzas de seguridad o funcionarios del Gobierno, mientras reclaman una mayor autonomía para la provincia suroccidental de Baluchistán, fronteriza con Irán.

(c) Agencia EFE