Anuncios

Atentado en Rusia que se adjudicó Estado Islámico: un tiroteo y explosiones dejaron unos 60 muertos y más de 140 heridos

Tiroteo en una sala de conciertos en Moscú
Tiroteo en una sala de conciertos en Moscú

MOSCÚ.- Un grupo de personas armadas abrieron fuego este viernes en el interior de la sala de conciertos Crocus City Hall en la capital de Rusia, Moscú, en un atentado que se adjudicó el grupo terrorista Estado Islámico (EI). Según informó la agencia de seguridad rusa hay por lo menos 60 muertos y más de 140 heridos, y se teme que ambas cifras crezcan.

El grupo jihadista se adjudicó la responsabilidad por el ataque, según anunció en el sitio de mensajería Telegram. Los combatientes de EI “atacaron una gran reunión en las afueras de la capital rusa, Moscú”, dijo el grupo.

Los terroristas disparan contra el público en una sala de conciertos en Crocus, cerca de Moscú, en Rusia
Los terroristas disparan contra el público en una sala de conciertos en Crocus, cerca de Moscú, en Rusia

El gobierno ruso de Vladimir Putin había calificado antes de “sangriento atentado terrorista” al tiroteo.

El techo de la sala de conciertos -en la que había unas 6000 personas al momento del ataque- se está derrumbando como consecuencia del incendio, informó la agencia rusa RIA Novosti.

Según fuentes consultadas por la agencia rusa de noticias TASS, los asistentes al evento que sobrevivieron al tiroteo fueron evacuados.

Los disparos de un grupo de hasta cinco atacantes podrían haberse realizado con armas automáticas, según medios locales.

La policía bloquea la carretera hacia el Ayuntamiento de Crocus en el extremo occidental de Moscú, Rusia. Varios hombres armados irrumpieron en una gran sala de conciertos en Moscú y dispararon armas con automáticas contra la multitud
La policía bloquea la carretera hacia el Ayuntamiento de Crocus en el extremo occidental de Moscú, Rusia. Varios hombres armados irrumpieron en una gran sala de conciertos en Moscú y dispararon armas con automáticas contra la multitud - Créditos: @Dmitry Serebryakov

Efectivos del Escuadrón Especial de Respuesta Rápida de la Guardia Nacional de Moscú se trasladaron hasta el lugar del ataque.

En un video, tres hombres vestidos de civil y armados con fusiles disparan a quemarropa contra cadáveres esparcidos por el vestíbulo de la sala de conciertos. Al parecer, los atacantes también detonaron explosivos, ya que en otros videos del atentado se oían explosiones.

El alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin, calificó el atentado de “gran tragedia”. “Hoy ha ocurrido una terrible tragedia en el Crocus City. Lo siento por los seres queridos de las víctimas”, dijo el funcionario, que añadió que se brindará toda la asistencia necesaria a los heridos durante el incidente. Por lo menos 50 ambulancias habían sido enviadas al lugar del atentado.

Los atacantes presumiblemente abrieron fuego a la entrada del edificio durante un concierto, utilizando armas automáticas, y después comenzó un incendio en el edificio”, dijeron los servicios de emergencia. Las autoridades dijeron que hasta cinco personas participaron en el ataque.

Los medios de comunicación rusos informaron de que se habían enviado unidades antidisturbios a la zona mientras se evacuaba a la gente.

El incendio en la sala de conciertos en Moscú
El incendio en la sala de conciertos en Moscú - Créditos: @SERGEI VEDYASHKIN

Otras imágenes de video mostraban a varias personas tendidas inmóviles en charcos de sangre fuera de la sala. Las agencias de noticias no pudo verificar de inmediato las imágenes. Uno de los videos mostraba a los atacantes disparando contra la gente en la sala de conciertos.

La embajada de Estados Unidos en Rusia advirtió a principios de este mes que “extremistas” tenían planes inminentes para un ataque en Moscú. La sede diplomática emitió su advertencia varias horas después de que el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), el principal sucesor de la KGB de la era soviética, dijera que había frustrado un ataque a una sinagoga en Moscú por parte de una célula del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

“Pensamos en las víctimas de este terrible tiroteo”, declaró a periodistas el vocero del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby. “Las imágenes son simplemente horribles y duras de ver”, agregó. “No hay indicios en este momento” de implicación de Ucrania en ataque en Moscú, agregó el funcionario. “Yo les desaconsejaría establecer una conexión con Ucrania en esta etapa tan temprana”, dijo, antes de que EI se atribuyera el ataque.

“¡Toda la comunidad internacional debe condenar este crimen odioso!”, dijo en Telegram la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zajarova.

El patriarca ortodoxo Kirill, a su vez, “reza por la paz de las almas de los difuntos”, señaló su vocero.

Agencias ANSA, Reuters y DPA