Anuncios

La osadía de los Pumas y los recaudos de Gales: un mano a mano de fuerzas opuestas en los cuartos de final del Mundial de rugby Francia 2023

Tomás Cubelli sostiene con ambas manos la pelota en una reunión de backs en una práctica de los Pumas para el cuarto de final contra Gales de este sábado en Marsella, por el Mundial de Francia.
Tomás Cubelli sostiene con ambas manos la pelota en una reunión de backs en una práctica de los Pumas para el cuarto de final contra Gales de este sábado en Marsella, por el Mundial de Francia. - Créditos: @CLEMENT MAHOUDEAU

MARSELLA, Francia.– Pulcritud y elegancia, características de toda localidad francesa, de la dimensión que sea, no se aplican en Marsella. Aquí reinan el caos, la suciedad, el desorden. Las calles son intrincadas. Pasarse una cuadra implica hacer 10 más para retomar el camino. Una súbita subida puede llevar 160 metros hacia arriba hasta la Catedral de Notre Dame de la Garde, impactante por sí misma tanto como por la panorámica que ofrece de toda la ciudad. El Puerto Viejo, atestado de mástiles desnudos, se incrusta en el centro histórico, donde antiguos edificios se rozan con hoteles modernos.

El peso de la historia se hace sentir y convive con el avance de la modernidad, encabezado por Le Corbusier. El tráfico no es denso, merced en parte a la maravillosa red de túneles que para el turista de a pie son imperceptibles, pero el difuso límite entre lo que es calle y lo que es vereda, que vale incluso para las vías del tranvía, hace que la convivencia entre peatones y conductores sea conflictiva. Rasgos que no le restan atractivo. Al contrario, la dotan de una identidad única. La diversidad étnica es tan vasta como la edilicia. Fundada por los griegos en el siglo VII antes de Cristo, Marsella fue parte del Imperio Romano y luego del Reino Visigodo. Por su ubicación en el Mediterráneo, siempre conservó una importancia estratégica para el comercio, por lo que recibió influencia de diversas culturas. Ubicación que la erigió en un centro comercial mundial de droga. Las tasas de criminalidad aquí equivalen a cinco veces mayores la de cualquier otra ciudad de este país, y ésta es la segunda urbe en importancia. En el siglo XIX se convirtió en la puerta de Francia hacia sus colonias africanas y hoy recibe, a cambio, oleadas de inmigrantes. Aquí estuvo el papa Francisco hace tres semanas rezando por ellos. Celebró una misa en el Stade Vélodrome, el mismo escenario donde los Pumas se presentarán este sábado por el Mundial Francia 2023.

Ante la mirada de Michael Cheika, los Pumas se mueven en Berre-L'Etang, cerca de Marsella, ciudad en cuyo estadio Vélodromo se jugarán este sábado su continuidad en la Copa del Mundo.
Ante la mirada de Michael Cheika, los Pumas se mueven en Berre-L'Etang, cerca de Marsella, ciudad en cuyo estadio Vélodromo se jugarán este sábado su continuidad en la Copa del Mundo. - Créditos: @CLEMENT MAHOUDEAU

Marsella se presenta así como la ciudad ideal para albergar el duelo entre Argentina y Gales por los cuartos de final. A las 17 (12 de Buenos Aires), los asistentes serán testigos de un choque de estilos. De un lado, un equipo osado al que no termina de salirle lo que intenta. Del otro, uno conservador que sabe a qué juega y lo ejecuta casi a la perfección. De un lado, uno que se equivoca; del otro, uno que se nutre de los errores del rival. De un lado, los Pumas; del otro, el Dragón. Curiosamente, las fortalezas de uno se entrecruzan con las debilidades del otro, y viceversa.

Lo que mostraron en la etapa de clasificación –y nada hace pensar que esto vaya a cambiar en tres días– es observable a simple vista y se traduce en las estadísticas. Está claro que los dos van a intentar imponerse a partir del poderío de sus forwards y que tienen poder de fuego con los backs para marcar diferencias. La diferencia radica en la forma.

Los forwards, en acción en un ensayo;
Los forwards, en acción en un ensayo; "va a ser un pack similar al que encontramos ante Inglaterra, muy poderoso, que se impone. El scrum va a ser una batalla", considera Andrés Bordoy, el preparador de los delanteros. - Créditos: @CLEMENT MAHOUDEAU

Gales juega territorialmente: patea mucho, no arriesga en su propio campo, procura el error del rival, fuerza infracciones con el scrum, no depende de la posesión, no duda de pedir palos cada vez que tiene una oportunidad, es eficiente en las cercanías del in-goal ajeno, define bien por las puntas, tiene una defensa temible. En la primera rueda, especialmente en el partido clave, ante Australia, lo ejecutó a la perfección y ganó ampliamente (40-6).

Los Pumas intentan ataques de largo aliento y muchas etapas, son capaces de salir jugando de su propio campo esporádicamente y con mucha frecuencia en la línea de 40 yardas propia, cometen infracciones en el scrum, se exceden en errores de manejo y regalan la pelota, son firmes en defensa pero no tanto por las puntas (al menos frente a Japón), les gusta recurrir al line-out cuando tienen un penal. Están yendo de menor a mayor, pero hasta ahora, muy lejos de hacer coincidir la práctica con la teoría.

El wing galés Louis Rees-Zammit se lanza al in-goal para marcar un try en la etapa de grupos, en la que el Dragón terminó invicto.
El wing galés Louis Rees-Zammit se lanza al in-goal para marcar un try en la etapa de grupos, en la que el Dragón terminó invicto. - Créditos: @Agencia AFP

Algunos números sostienen caprichosamente estas aseveraciones. Por ejemplo, que entre los ocho clasificados Gales tiene la mayor efectividad de scrum, 98%, y los Pumas, la peor, 80%. La estadística tiene cierto grado de relatividad, ya que depende de los criterios arbitrales y los argentinos fueron penalizados varias veces con el scrum en situación de dominio.

Sabemos que las faltas dependen de nosotros. Las estadísticas son buenas excepto por los cuatro penales que nos cobraron contra Chile”, aclaró Andrés Bordoy, entrenador de forwards. “Tenemos que ser más precisos en el afán por dominar. Depende de nosotros. Quiero estar en el detalle para ver qué podemos hacer mejor. Para el fin de semana va a ser importantísimo. Va a ser un pack similar al que encontramos ante Inglaterra, muy poderoso, que se impone. El scrum va a ser una batalla. Es verdad que las estadísticas dicen una cosa, pero yo me quedo con lo que queremos hacer y con, cuando lo hacemos, cómo sale. En eso estoy muy contento por cómo estamos creciendo. Éste es el partido como para hacerlo”.

Gonzalo Bertranou y Nicolás Sánchez parecen expresar optimismo y confianza en el entrenamiento en Berre-L'Etang; este jueves se conocerá la formación argentina para el sábado.
Gonzalo Bertranou y Nicolás Sánchez parecen expresar optimismo y confianza en el entrenamiento en Berre-L'Etang; este jueves se conocerá la formación argentina para el sábado. - Créditos: @CLEMENT MAHOUDEAU

Más datos. Gales es el segundo equipo de los que más patean, con 30,8 kicks por partido, detrás de Inglaterra; los Pumas son los que menos, a la par de Sudáfrica, con 20,3. Gales está último en posesión y territorio, con sendos 49% y 47%, contra 56% de los Pumas en ambos ítems, que los pone primeros y terceros entre los ocho clasificados, respectivamente. Gales domina la estadística en cuanto a tackles totales, con 166,8 por encuentro, y efectividad de tackles, con 88%, mientras que los Pumas están sextos, con 95,5, y séptimos, con 85%, respectivamente. El Dragón es el que más tiempo se toma en liberar la pelota del ruck, 5,11 segundos en promedio, y los argentinos, los que menos, 3,37.

Dos fuerzas disímiles que cruzarán sus fuerzas en plena Marsella. Para la ciudad, un rasgo más de su propia fisonomía.