Anuncios

Orozco y Agúndez desean que plazas que consiguieron sean otorgadas

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 12 (EL UNIVERSAL).- Las clavadistas Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez cumplieron con la misión que tenían al acudir al Campeonato Mundial de Deportes Acuáticos en Doha, Qatar, que era al volver al país con la plaza para París 2024 en la prueba de plataforma 10 metros sincronizados.

"Regresamos con la plaza olímpica que nos hacía falta, que era el principal objetivo, fue una competencia bastante reñida, a pesar de eso Ale y yo demostramos el nivel", comentó Agúndez a su llegada.

En la prueba de 10 metros individual ambas también dieron la cuota olímpica para México en Fukuoka, así que las clavadistas desean que el Comité Estabilizador considere sus resultados para determinar el nombre de dichos cupos para los Juegos Olímpicos y tener todo el enfoque en su preparación.

"Sería un poco más liviano el camino, pero sabemos que una vez más no está en nuestras manos. La tranquilidad es un factor importante que suma, nosotras hemos hecho todo el proceso, traemos una responsabilidad y un desgaste diferente", indicó Orozco.

"Me gustaría decir que ya estoy oficialmente clasificada, he defendido la plaza olímpica tres veces ahora ganamos la de sincronizados, lo mejor sería saber que ya estoy clasificada", agregó la sudcaliforniana.

Alejandra destacó el cuarto lugar que lograron en sincronizados en Doha, por lo que en caso de que tengan que competir por las plazas en un selectivo, lo afrontarán con profesionalismo.

"Si algo nos ha definido a Gaby y a mí es que donde tengamos que estar vamos a defender (el lugar) de la mejor manera, si se nos da la oportunidad (de quedarnos las plazas) que mejor y si no, vamos a buscar estar bien donde tengamos que conseguir esa plaza para nosotras", subrayó la tapatía.

Al respecto de su preparación en los próximos meses Agúndez señaló que están las Copas del Mundo de "Canadá, Berlín y China lo ideal sería estar participando en las tres, porque lo importante es que los jueces nos vean".

Mientras que Orozco contó que "tenemos que replantearnos todo, por las cargas, procesos y detalles, estas competencias van por nuestra cuenta, es tocar puertas para que nos apoyen (económicamente)", ante la falta de beca.