Anuncios

Cómo fue el operativo para remover el barco que chocó contra el puente Zárate-Brazo Largo

ZÁRATE.– Dos buques remolcadores, un equipo de buzos y uno de ingenieros fueron las piezas clave para la elaboración de un plan de salvamiento sin precedente en el país: la remoción del buque cerealero En May, de bandera liberiana, que el domingo pasado, luego de perder el control en el Río Paraná, colisionó con la base de uno de los pilotes del puente Zárate-Brazo Largo, generando daños en la estructura del complejo que une Buenos Aires y Entre Ríos.

Varios estudios y cambios de planes después, esta mañana Prefectura procedió con la puesta en práctica de la intrincada maniobra, que requirió del corte total del tránsito de vehículos por el puente colgante. Como la fecha del procedimiento fue anunciada por las autoridades tan solo unas pocas horas antes y de manera escueta, esta mañana se generó un caos de tránsito tanto en Zárate como también en en la localidad entrerriana de Brazo Largo, con bocinazos y filas de vehículos detenidos de varios kilómetros.

El barco con el agujero producto del choque mientras es remolcado
El barco con el agujero producto del choque mientras es remolcado - Créditos: @Ricardo Pristupluk

La temida maniobra

La remoción, a cargo de una empresa privada habilitada por la Prefectura Naval Argentina, contó con el trabajo de dos barcos remolcadores, que guiaron con cabos el buque extraviado hacia un lateral. Bajo el liderazgo de un práctico a bordo, en pocos minutos se logró despegar la embarcación de la base del pilote de hormigón en el cual había quedado incrustado. Según fuentes de la Municipalidad de Zárate, el principal temor era que, al ser removido, el En May se llevara consigo parte de la estructura de hormigón del puente y generara mayores daños en el complejo, lo cual, según afirmaron a LA NACION, no ocurrió. De todas formas, una vez remolcado el barco, fue posible ver en su avería varios trozos de malla de hierro perteneciente al puente y también restos de concreto.

La maniobra contó también con la presencia de un equipo de buzos de la autoridad marina, que realizaron tareas subacuáticas. A su vez, en los días previos, peritos especializados de Vialidad Nacional y un equipo de ingenieros habían realizado los estudios necesarios para calcular la mejor manera de realizar la remoción.

De acuerdo a la página de análisis marítimo Marine Traffic, que proporciona información en tiempo real sobre los movimientos de los barcos de todo el mundo, el En May es un buque cerealero construido en 2017 que navega actualmente bajo bandera de Liberia y que posee una capacidad de carga de 85.001 toneladas. La embarcación, que tiene una eslora total (largo) es de 228 metros y una manga (ancho) de 36,5 metros, está valuada en 31,4 millones de dólares, mientras que su valor de demolición es de 6,6 millones de dólares.

El procedimiento terminó pocos minutos después de las 11, cuando el buque fue remolcado hasta la terminal portuaria Parque Industrial Agua Profunda. S.A., ubicada a 4 kilómetros del lugar del accidente, en la localidad de Campana. Una vez varados en el puerto privado, tres tripulantes chinos de aspecto compungido comenzaron tirar cabos a la costa, mientras que una autoridad de la embarcación daba órdenes por los altoparlantes.

La tripulación del buque, que declaró ser de nacionalidad china, no ha bajado de la embarcación desde su estadía en Montevideo, su última parada previa al siniestro, ocurrido el 28 de enero, cuando la embarcación se dirigía hacia el puerto de San Lorenzo, en Santa Fe, donde iba a cargar cereal.

Según afirmó el capitán al Juzgado Federal de Campana, el choque ocurrió luego de que él perdió el control de la embarcación tras una avería en el timón ocurrida algunos kilómetros río abajo. De todas formas, esta versión de la historia todavía no fue confirmada por los peritos argentinos a cargo de la investigación.

Según fuentes judiciales, cuando que terminen de hacerse los estudios correspondientes, que demandarán varias semanas, podrá determinarse la causa del siniestro, y en base a ello se decidirá quién deberá pagar por los daños ocasionados: si la empresa transportista, el capitán o el práctico.

El barco y los dos remolcadores
El barco y los dos remolcadores - Créditos: @Ricardo Pristupluk

El estado del puente

Pese a que al principio se había anunciado que el tránsito del puente permanecería cerrado hasta el mediodía, a las 11.20, pocos minutos después de la remoción del buque, la circulación fue liberada. Según afirmaron fuentes de la coordinación general del tránsito del puente, se realizarán estudios sobre el estado de la estructura, que estarán disponibles en unos días. Por ahora lo que se sabe es que el accidente generó un daño severo en uno de los 35 pilotes subterráneos ubicados dentro de la base del pilote de hormigón con la que impactó el barco.

En el puerto privado, el personal de la empresa que los recibió, que se dedicada a la reparación de embarcaciones, afirmó que acostumbran a recibir buques averiados, pero no con la magnitud del daño que posee el En May. “Este es un caso excepcional”, dijeron a LA NACIÓN. Los trabajadores consultados no saben cuánto tiempo estará el cerealero varado en su puerto. “Eso lo dispondrá la Prefectura”, afirmaron.

Este diario consultó a la autoridad marítima sobre los pasos a seguir, pero hasta ahora no obtuvo respuesta.

El barco incrustado contra un pilote del puente, antes de ser removido
El barco incrustado contra un pilote del puente, antes de ser removido - Créditos: @Ricardo Pristupluk