Anuncios

ONG feministas denuncian el silencio del Estado tunecino ante los asesinatos machistas

Túnez, 22 feb (EFE).- Las asociaciones tunecinas Voces de Mujeres y Mujeres y Ciudadanas registraron al menos cinco asesinatos machistas en lo que va de año y denunciaron el silencio del Estado ante este fenómeno, que el pasado año se cobró la vida de 25 mujeres, pese a contar con una ley pionera contra la violencia en la región del Magreb.

"La reciente escalada de asesinatos de mujeres genera ansiedad y alarma entre las mujeres y crea caos en la sociedad, especialmente ante el fracaso y el silencio sospechoso del Estado, que exacerba el fenómeno, además de su incapacidad para tomar medidas estrictas contra los perpetradores y la falta de implementación efectiva de la ley", señalaron en un comunicado.

Según las activistas, estas cifras- estimativas en ausencia de un registro oficial- reflejan la falta de esfuerzos por parte de las autoridades para sensibilizar a la sociedad, proteger a las mujeres o adoptar estrategias "efectivas y serias" con el fin de reducir dichos crímenes.

A finales del pasado año la histórica Asociación Tunecina de Mujeres Demócratas (ATFD) exigió penas más severas después de que un hombre fuera condenado a 30 años de cárcel por matar a su mujer y pidió reforzar la ley para prohibir los indultos en caso de feminicidos, tipificar como delito la ciberviolencia y determinar penas para el asesinato premeditado.

Gracias a este texto aprobado en 2017, que criminaliza la violencia contra las mujeres en todas sus formas- física, moral, sexual, económica y política-, el violador ya no elude la justicia al casarse con su víctima y la retirada de la denuncia no supone el cese del proceso judicial y la ejecución de la sentencia.

Además aumentó la edad de consentimiento sexual a los 16 años en lugar de los 13 y extendió la noción de violación contra los hombres.

Sin embargo, las organizaciones feministas lamentan que esta ley no cuente con un presupuesto propio y haya sido postergada ante la falta de voluntad política para aplicarla.

Continúa pendiente además la creación del Observatorio Nacional contra la Violencia, encargada de llevar a cabo estadísticas oficiales sobre el número de feminicidios, así como la puesta en marcha de nuevos centros de acogida para víctimas ya que sólo cuenta con diez en todo el país, con una población de doce millones de habitantes.

(c) Agencia EFE