Anuncios

Kobe Bryant debería hacerle una llamada a David Beckham

Kobe Bryant podría tomar ejemplo del astro inglés David Beckham, quien como él sufrió a los 34 años una rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo, y tres años más tarde sigue extendiendo su ilustre carrera futbolística. (AFP/GETTY IMAGES | Jeff Gross)

Kobe Bryant podría tomar ejemplo del astro inglés David Beckham, quien como él sufrió a los 34 años una rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo, y tres años más tarde sigue extendiendo su ilustre carrera futbolística. Bryant, que fue operado el sábado de dicha lesión y estará fuera de acción entre seis y nueve meses, según los médicos, debería hacerle una llamada al centrocampista inglés del Paris St. Germain para animarse después del terrible giro de su destino. Desde su cama en la clínica donde se recupera de la operación, Kobe también debe mirar los videos de Beckham de 2011 y 2012 levantando el trofeo de campeón que ganó con Los Angeles Galaxy en las últimas dos temporadas de la MLS. Gran fan del 'soccer' desde su juventud en Italia, Bryant habrá visto tal vez recientemente al 'Spice Boy' tomar parte -pese las críticas de sus detractores- en unos cuartos de final de la Liga de Campeones, tres años después de haberse roto el tendón de aquiles izquierdo en un partido del campeonato de Italia. Beckham se lesionó 14 de marzo 2010, un mes y medio después de haber cumplido 35 años, cuando fue cedido a préstamo por el Galaxy al AC Milán. Consciente de la gravedad del problema y el hecho de que iba a perderse el Mundial de Sudáfrica-2010, Beckham había llorado en el vestuario cuando supo la mala noticia. Lo mismo le ocurrió a Kobe Bryant en el vestuario de los Lakers la noche del viernes, poco después de sufrir la lesión, enfrentando a la prensa con los ojos rojos y casi llorando. Minutos antes, Kobe había sentido un fuerte tirón en el tendón, en los tres minutos finales del partido que los Lakers le ganaron a Golden State para mantenerse en la pelea por un cupo a la postemporada. Heroico, y soportando el dolor, Kobe anotó dos tiros libres que fueron importantes para la victoria, antes de regresar cojeando a los vestuarios. Después de su lesión, Beckham fue trasladado rápidamente a Finlandia para ser operado por un especialista en cirugía ortopédica. Seis meses más tarde, el 11 de septiembre de 2010, el inglés estaba ya en un campo de fútbol compitiendo, a los 35 años, la edad en que Bryant podría volver a pisar de nuevo una cancha de baloncesto. "Nunca dejé de jugar durante tanto tiempo", dijo Beckham entonces. Y éste es también el caso de Bryant, enfrentado a la peor lesión de su carrera en 17 años en la NBA. "Es difícil no jugar durante seis meses, me di cuenta de lo mucho que amo este deporte y no estoy dispuesto a dejar de jugar", había dicho Beckham, que aún a sus 38 años conserva la energía y la chispa para seguir adelante en un deporte tan desgastante. Su entrenador en Los Angeles, Bruce Arena, no ocultó su admiración al señalar: "Es extraordinario cuando lo vi en un campo tan rápido a su edad, es un chico que le gusta burlar las probabilidades". El hecho de ser una deportista extremadamente competitivo hizo que Beckham volviera tan rápido a la acción, contra todo pronostico. Y lo mismo sucederá con Kobe Bryant, quien nunca deja de imponerse retos ni tampoco está dispuesta a dejar de jugar. La mañana del sábado en la cama del hospital, mientras esperaba para ser intevenido quirúrgicamente, Kobe dejaba asentado en Facebook su decisión de regresar con los Lakers: "Una de mis frases favoritas es: 'Si me ves peleando con un oso, ponte a rezar por el oso'. Esa es la mentalidad de Mamba, no nos rendimos, no nos escondemos, no huimos. Sobrevivimos y vencemos", agregó. Kobe Bryant podría tomar ejemplo del astro inglés David Beckham, quien como él sufrió a los 34 años una rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo, y tres años más tarde sigue extendiendo su ilustre carrera futbolística.