Anuncios

Cómo el nombre de Lionel Messi salvó a una abuela israelí de Hamás

FOTO DE ARCHIVO: Un hombre camina detrás de un cristal con agujeros de bala tras el mortal ataque del 7 de octubre perpetrado por hombres armados del grupo militante palestino Hamás desde la Franja de Gaza, en el kibutz Nir Oz

TEL AVIV, 21 mar (Reuters) - "Yo soy de donde es Messi", dijo Ester Cunio, de 90 años, a los dos hombres armados palestinos enmascarados que momentos antes habían invadido su casa en el sur de Israel.

Era la mañana del 7 de octubre y Hamás estaba llevando a cabo una masacre en las comunidades cercanas a la frontera de Gaza, incluido el kibutz Nir Oz, donde vivía Cunio, nacida en Argentina.

Cunio relató el espeluznante encuentro en un nuevo documental sobre la masacre de Hamás centrado en la comunidad latino-israelí titulado "Voces del 7 de octubre - Historias latinas de supervivencia".

Los dos hombres armados exigían saber dónde estaba el resto de su familia.

"'No me hables', les digo, 'porque yo tu idioma no lo sé', el árabe, 'y yo el hebreo hablo mal', le digo, 'yo hablo en argentino, en castellano'", relató Cunio. "Entonces me dice: '¿Qué es Argentina?'".

Ella dirigió la conversación hacia el astro Lionel Messi mientras se comunicaba con los intrusos con una combinación de hebreo entrecortado, español y gestos.

"Entonces le digo, '¿vos mirás fútbol?', y entonces me dice, 'sí, fútbol, me gusta'. Entonces le digo, 'yo soy de donde es Messi', entonces él me contesta, '¡Messi! A mí me gusta Messi'".

Luego, en uno de los momentos más surrealistas de la masacre del 7 de octubre, un hombre se inclinó sobre Cunio, que estaba sentada, y le colocó su fusil de asalto en el regazo. El otro hombre les fotografió.

"Me puso la mano así", dijo Cunio, extendiendo dos dedos. "Y nos sacaron la foto y, bueno, entonces se fueron".

La foto de Cunio con un AK-47 en el regazo, y el asaltante enmascarado con una bandera palestina en su chaleco militar, se hizo viral en las redes sociales.

Él llevaba en la frente un pañuelo de la Yihad Islámica, un grupo armado más pequeño que se unió al ataque de Hamás.

En otra parte de Nir Oz, familiares de Cunio fueron tomados como rehenes.

Sus nietos David, de 33 años, y Ariel, de 26, siguen cautivos en Gaza. David fue secuestrado junto con su esposa y sus hijos gemelos, que posteriormente fueron liberados durante una breve tregua en noviembre a cambio de prisioneros palestinos.

Ahora, dijo, espera el regreso de sus "chicos que valen oro".

El ataque de Hamás desencadenó la devastadora guerra que asola Gaza desde hace más de cinco meses.

Tanto Argentina como Perú han declarado que ciudadanos de sus países han muerto en el conflicto, mientras que México ha dicho que había ciudadanos mexicanos entre los secuestrados. Decenas de supervivientes fueron entrevistados para el documental en español.

(Reporte de Herbert Villarraga y Janis Laizans; Editado en Español por Ricardo Figueroa)