Anuncios

Newell’s festejó en tiempo de descuento en una noche de polémicas y Rosario Central dejó pasar su momento en Tucumán

Ever Banega, de regreso a Newell's, con la cinta de capitán y como titular
Ever Banega, de regreso a Newell's, con la cinta de capitán y como titular - Créditos: @@Newells

Newell’s Old Boys, con la vuelta del experimentado Ever Banega, ahora como capitán, superó agónicamente a Central Córdoba en Santiago del Estero por 1 a 0, en el arranque de la zona B de la Copa de la Liga. El único tanto lo hizo el juvenil Giovani Chiaverano en el quinto minuto de descuento del segundo tiempo.

El conjunto rosarino contó con el regreso de Banega tras varias temporadas en el exterior. El volante cumplió, aunque se le notó la falta de pretemporada -recién se sumó hace unos días- y el ritmo de roce en un fútbol físico como el argentino. Newell’s mostró un juego armónico en el primer tiempo, siempre con Banega como primer pase limpio y con el atrevimiento de Brian Aguirre en el ataque. Por su parte, Central Córdoba trató un fútbol directo que no le salió, posiblemente por el debut de siete de sus 11 titulares, y eso enojó constantemente al entrenador Abel Balbo.

No faltaron las controversias en el estadio Alfredo Terrera, porque el árbitro Luis Lobo Medina le anuló a los 20 minutos un gol a Newell’s por una falta inexistente de Ignacio Schör sobre el central uruguayo Federico Andueza; José Carreras tampoco avisó nada desde el VAR. Lobo Medina tampoco vio penal en un centro que dio en la mano extendida de Minissale dentro del área santiagueña.

Un pobre primer tiempo, con pocas situaciones ofensivas, devolvió un 0 a 0 cuando finalizó. En la segunda parte, Newell’s mereció mejor suerte en el inicio porque lo buscó, pero no lo supo definir cuando contó con las oportunidades para ponerse en ventaja.

Sobre el cierre, un disparo de media distancia de Brian Aguirre, la figura de la magra noche santiagueña, estuvo cerca de darle el triunfo a la visita, pero Matías Mansilla ahogó el grito de gol. Cuando el partido ya se terminaba, el juvenil Chiaverano llegó para empujar un centro rasante y darle la merecida victoria a Newell’s. Quedó tiempo para una doble salvada de Macagno, con un remate que Sanabria empalmó y reventó el travesaño, el rebote le quedó a Godoy a medio metro, pero el arquero se jugó la vida para tapar con el cuerpo y mandó la pelota al tiro de esquina.

El vigente campeón de la Copa de la Liga, Rosario Central, no pudo estrenarse con una victoria y debió resignarse a un empate 1 a 1 frente a Atlético Tucumán, en partido por la Zona A. Los rosarinos se pusieron en ventaja al promediar el primer tiempo a través de Luca Martínez Dupuy y terminaron esa etapa inicial mostrándose superiores a los dueños de casa.

Pero en la segunda mitad los tucumanos salieron a buscar la paridad con una presión alta que fue metiendo atrás a los dirigidos por Miguel Ángel Russo, que parecieron conformarse con la exigua ventaja a partir de la falta de profundidad del local. Esa laxitud le terminó resultando fatal a los “canallas” porque los dirigidos por Sergio Gómez y Favio Orsi empujaron hasta llegar a la igualdad faltando 10 minutos. Elías Ocampo habilitó en una pelota aérea, y el ingresado Mateo Coronel pudo vulnerar a “Fatura” Broun. El árbitro Pablo Echavarría anuló el tanto por presunta posición adelantada del goleador, pero intervino el VAR y después de casi cuatro minutos comprobó que Ocampo habilitaba al autor del empate.

Para ambos equipos el futuro inmediato se ajusta a un apretado calendario por la Copa del la Liga, pero en lo mediato el conjunto auriazul tendrá que afrontar la Copa Libertadores y hoy quedó la sensación de que el plantel le puede quedar corto a Russo. Ahora los tucumanos abrirán la segunda fecha el próximo lunes visitando a Instituto en Córdoba desde las 21, mientras que Rosario Central recibirá al día siguiente, martes, a Banfield, a partir de las 19.15.