Anuncios

Netanyahu ordenó evacuar la atestada ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, para lanzar una ocupación terrestre

Palestinos se reúnen alrededor de un coche de la policía de Hamas que fue alcanzado por un ataque aéreo israelí, en Rafah, en la Franja de Gaza, el 6 de febrero de 2024. (AP Foto/Hatem Ali)
Palestinos se reúnen alrededor de un coche de la policía de Hamas que fue alcanzado por un ataque aéreo israelí, en Rafah, en la Franja de Gaza, el 6 de febrero de 2024. (AP Foto/Hatem Ali) - Créditos: @Hatem Ali

RAFAH, Franja de Gaza.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó al ejército que prepare un plan para evacuar la atestada ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, para poder lanzar una ocupación terrestre de esa ciudad a la que huyó una multitud de palestinos para escapar de los combates en el norte.

Netanyahu hizo el anuncio el viernes pese a las críticas internacionales al plan de Israel de invadir la populosa ciudad en la frontera con Egipto.

Chicos palestinos miran los restos de autos y viviendas destruidas en Rafah. Photo: Mohammed Talatene/dpa
Chicos palestinos miran los restos de autos y viviendas destruidas en Rafah. Photo: Mohammed Talatene/dpa - Créditos: @Mohammed Talatene

Israel dice que Rafah es el último bastión de Hamas que queda y que necesita enviar tropas para completar su plan de guerra contra el grupo militante islámico. Se estima que 1,5 millones de palestinos se han hacinado en la ciudad después de huir de los combates en otras partes de Gaza.

Netanyahu dijo que se necesita una “operación masiva” en Rafah. Agregó que pidió a los funcionarios de seguridad que presentaran un “plan doble” que incluiría la evacuación de civiles y una operación militar para “colapsar” las unidades militantes restantes de Hamas.

Palestinos en el Hospital al-Najjar de Rafah, junto a los restos de víctimas de los ataques israelíes. Photo: Mohammed Talatene/dpa
Palestinos en el Hospital al-Najjar de Rafah, junto a los restos de víctimas de los ataques israelíes. Photo: Mohammed Talatene/dpa - Créditos: @Mohammed Talatene

El viernes temprano, Israel bombardeó objetivos en Rafah. El ataque tuvo lugar horas después de que funcionarios de la administración de Joe Biden y agencias de ayuda advirtieran a Israel que no expandiera su ofensiva terrestre en Gaza hasta la ciudad donde más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes del territorio han buscado refugio.

Los ataques aéreos durante la noche y el viernes alcanzaron dos edificios residenciales en Rafah, mientras que otros dos sitios fueron bombardeados en el centro de Gaza, incluido uno que dañó una guardería convertida en refugio para palestinos desplazados. Veintidós personas murieron, según periodistas de la agencia AP que vieron los cuerpos llegar a los hospitales.

Un niño palestino en el Hospital al-Najjar hospital, despide los restos de un familiar muerto en los ataques israelíes. Photo: Mohammed Talatene/dpa
Un niño palestino en el Hospital al-Najjar hospital, despide los restos de un familiar muerto en los ataques israelíes. Photo: Mohammed Talatene/dpa - Créditos: @Mohammed Talatene

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que la conducta de Israel en la guerra, iniciada por un ataque de Hamas el 7 de octubre, es “exagerada”, la crítica más dura de Estados Unidos hasta el momento a su aliado cercano y una expresión de preocupación por el creciente número de muertes de civiles en Gaza.

El Ministerio de Salud en la Gaza gobernada por Hamas indicó que el número total de muertos palestinos se acerca ahora a 28.000, de los cuales alrededor de dos tercios son mujeres y niños. El recuento no distingue entre civiles y combatientes.

Las intenciones declaradas de Israel de ampliar su ofensiva terrestre hasta Rafah también provocaron una reacción pública inusual en Washington.

Palestinos heridos en un bombardeo israelí reciben tratamiento en un hospital en Rafah, en la Franja de Gaza, el 5 de febrero de 2024. (AP Foto/Hatem Ali)
Palestinos heridos en un bombardeo israelí reciben tratamiento en un hospital en Rafah, en la Franja de Gaza, el 5 de febrero de 2024. (AP Foto/Hatem Ali) - Créditos: @Hatem Ali

“Aún tenemos que ver alguna evidencia de una planificación seria para tal operación”, afirmó el jueves Vedant Patel, vocero del Departamento de Estado. Seguir adelante con una ofensiva de este tipo ahora, “sin planificación y sin pensar en una zona donde hay refugio para un millón de personas, sería un desastre”.

John Kirby, vocero del Consejo de Seguridad Nacional, dijo que una ofensiva terrestre israelí en Rafah “no es algo que apoyaríamos”.

Los comentarios señalaron una intensificación de la fricción de Estados Unidos con Netanyahu, quien impulsó un mensaje de “victoria total” en la guerra esta semana, en un momento en que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, estaba en Israel para presionar por un acuerdo de alto el fuego a cambio de la liberación de decenas de rehenes en poder de Hamas.

Los funcionarios de las agencias de ayuda también advirtieron sobre los riegos de una ofensiva en Rafah. “Necesitamos que los últimos hospitales, refugios, mercados y sistemas de agua que quedan en Gaza sigan funcionando”, dijo Catherine Russell, directora de la agencia de la ONU para la infancia, UNICEF. “Sin ellos, el hambre y las enfermedades se dispararán y cobrarán más vidas infantiles”.

Con la guerra ahora en su quinto mes, las fuerzas terrestres israelíes todavía se concentran en la ciudad de Khan Yunis, justo al norte de Rafah, pero Netanyahu ha dicho repetidamente que Rafah será la próxima, creando pánico entre cientos de miles de personas desplazadas.

Una fotografía tomada desde Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, muestra humo elevándose sobre los edificios en Khan Yunis durante el bombardeo israelí el 2 de febrero de 2024, mientras continúan los combates entre Israel y el grupo palestino Hamas. (Photo by SAID KHATIB / AFP)
Una fotografía tomada desde Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, muestra humo elevándose sobre los edificios en Khan Yunis durante el bombardeo israelí el 2 de febrero de 2024, mientras continúan los combates entre Israel y el grupo palestino Hamas. (Photo by SAID KHATIB / AFP) - Créditos: @SAID KHATIB

Las palabras de Netanyahu también alarmaron a Egipto, que dijo que cualquier operación terrestre en el área de Rafah o desplazamiento masivo a través de la frontera socavaría su tratado de paz de 40 años con Israel. La frontera entre Gaza y Egipto, en su mayoría sellada, es también el principal punto de entrada de la ayuda humanitaria.

Ataques aéreos durante la noche

Poco después de la medianoche del jueves, un edificio residencial fue atacado cerca del hospital kuwaití de Rafah, matando a cinco personas de la familia al-Sayed, incluidos tres niños y una mujer. Un segundo ataque en Rafah mató a tres personas más.

Otro ataque nocturno, en la ciudad central de Deir al-Balah, se cobró nueve vidas. También en el centro de Gaza, un ataque alcanzó cerca de un jardín de infantes convertido en refugio, dañando el edificio. Mató a cinco e hirió a varias personas más. Los testigos dijeron que los residentes del refugio estaban durmiendo en ese momento.

Una mujer, que llevaba a una niña pequeña en brazos, gritó al llegar al hospital local de los Mártires de Al Aqsa: “¿Qué podemos hacer? Ésta es obra del cobarde enemigo sionista que elige a civiles inocentes. ¿Esta chica está disparando cohetes contra los judíos? Que Dios nos ayude”.

Algunos de los niños heridos fueron atendidos mientras yacían en el suelo.

Más de la mitad de la población de Gaza ha huido a Rafah, acatando las órdenes de evacuación israelíes ante la ofensiva terrestre en continua expansión del ejército. Las órdenes de evacuación cubren ahora dos tercios del territorio asediado, aunque se estima que 300.000 palestinos permanecen en la mitad norte de Gaza, de donde se ordenó a los civiles que abandonaran al comienzo de la guerra.

Incluso en zonas de refugio, como Rafah, Israel lanza habitualmente ataques aéreos contra lo que dice son objetivos de Hamas. Responsabiliza al grupo militante de las víctimas civiles porque opera desde zonas civiles.

Trabajando por un alto el fuego

La ofensiva aérea y terrestre de cuatro meses de Israel, una de las más destructivas de la historia reciente, ha acabado con la vida de 27.947 palestinos e hirió a más de 67.000, dijeron el viernes funcionarios de salud locales. La guerra expulsó a la mayoría de la gente de sus hogares y empujó a una cuarta parte de la población a la hambruna.

Mujeres palestinas reaccionan después de que su casa fuera alcanzada por un ataque israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el jueves 8 de febrero de 2024. (AP Foto/Fatima Shbair)
Mujeres palestinas reaccionan después de que su casa fuera alcanzada por un ataque israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el jueves 8 de febrero de 2024. (AP Foto/Fatima Shbair) - Créditos: @Fatima Shbair

Biden ha dicho que continúa trabajando “incansablemente” para presionar a Israel y Hamas para que acuerden una pausa prolongada en los combates. Una tregua estaría vinculada a la liberación de decenas de rehenes, de unos 250 capturados el 7 de octubre, y que se cree que todavía están cautivos de Hamas.

Netanyahu rechazó las demandas de Hamas de un acuerdo sobre rehenes, que incluya el fin de la guerra y la liberación de cientos de prisioneros palestinos veteranos que cumplen largas condenas en Israel por ataques mortales llevados a cabo como parte del conflicto de larga duración. Netanyahu desestimó las demandas de Hamas como delirantes, incluso cuando Blinken dijo que cree que es posible continuar las negociaciones, a través de los mediadores Egipto y Qatar.

Los objetivos bélicos de Israel parecen cada vez más esquivos, a medida que Hamas resurge en partes del norte de Gaza, que fue el primer objetivo de la ofensiva y ha sufrido una destrucción generalizada. Israel sólo ha rescatado a un rehén, mientras Hamas dice que varios han muerto en ataques aéreos o misiones de rescate fallidas.

Agencia AP