Anuncios

"Nervios de acero": Andreas Brehme, campeón del mundo con Alemania Occidental en 1990, fallece a los 63 años

(CNN) -- Andreas Brehme, cuyo gol de penal en la final del Mundial de 1990 dio la victoria a Alemania Occidental, falleció este martes a los 63 años, según anunció su antiguo equipo, el Bayern Munich, en la red social X, antes conocida como Twitter.

No se informó de la causa del fallecimiento.

Ahora puedes seguirnos en WhatsApp Channel

Brehme cosechó grandes éxitos tanto en su club como a nivel internacional, pero entró en el recuerdo del fútbol cuando marcó de penalti en el minuto 85 contra Argentina en Roma y sentenció la victoria por 1-0 de Alemania Occidental para ganar su tercera Copa del Mundo. Ese mismo año se formó una selección alemana de fútbol unificada tras la unificación del país.

"Aunque [la concesión del] penalti fuera dudosa..., merecíamos ser campeones del mundo", declaró Brehme a la FIFA en una entrevista en 2017.

En una entrevista con la revista FourFourTwo en 2022, Brehme dijo que no era partidario de practicar el lanzamiento de penaltis.

"No se puede practicar. Franz Beckenbauer [entrenador de Alemania Occidental en el Mundial de 1990] solía decirnos que sí se podía, pero yo dije que eso no era cierto, ya que lanzar uno delante de 60.000 aficionados es totalmente diferente", dijo Brehme a FourFourTwo. "Creo que los alemanes son buenos separando las cosas: hay presión, pero es una acción que debe tratarse como tal".

"Nunca tuvimos realmente una primera opción [de lanzador de penaltis]", añadió Brehme en su entrevista con FourFourTwo.

"Estábamos yo, [Rudi] Völler y [Lothar] Matthäus, y normalmente jugábamos al oído, dependiendo de quién se sintiera mejor lanzando. A Lothar no le apetecía [en la final de la Copa Mundial de 1990]. A mí no me importaba quién lo cobrara, así que me ofrecí. Puede que sorprenda a la gente, pero no estaba nervioso en absoluto mientras corría".

Muere Gerd Müller, legendario delantero del Bayern Munich, a los 75 años

Brehme ganó el título de la Bundesliga en dos ocasiones -una con el Bayern Munich y otra con el FC Kaiserslautern-, así como el de la Serie A italiana con el Inter de Milán en 1989.

"Andreas Brehme es uno de los mejores y más grandes futbolistas de la historia de Alemania. El fútbol alemán le debe infinitas cosas", declaró el presidente de la Asociación Alemana de Fútbol (DFB), Bernd Neuendorf, en un comunicado en el que rendía homenaje a Brehme.

"Junto a Mario Götze, Gerd Müller y Helmut Rahn, fue uno de los cuatro jugadores alemanes que llevaron a nuestra selección al título mundial", añadió Neuendorf.

"Sus nervios de acero y su fuerza en las entradas, su habilidad con los dos pies, sus centros, sus pases, su entrega... todo eso le hacía destacar, todo eso nos dio tantas alegrías y tantos grandes momentos".

"También recuerdo a una persona honesta, sincera, de corazón, grande. Alguien que siempre estaba ahí para ayudar a los demás. Nunca olvidaremos al futbolista y a la persona Andreas Brehme, le echaremos mucho de menos".

Brehme era capaz de jugar en varias posiciones en la banda izquierda del campo, y fue internacional en 86 ocasiones, marcando ocho goles. Formó parte del equipo subcampeón del mundo en 1986 y subcampeón de Europa en 1992.

Conocido por su facilidad para marcar en los grandes escenarios, Brehme anotó cinco de sus ocho goles internacionales en Mundiales o Eurocopas, tres de ellos en la semifinal o la final del Mundial.

"No puedo creerlo", declaró Völler, actual director de la selección alemana y viejo amigo y compañero de Brehme. "La noticia de la repentina muerte de Andreas me entristece enormemente. Andy era nuestro héroe en el Mundial, pero para mí era mucho más que eso: era mi amigo íntimo y mi compañero hasta el día de hoy".

"Echaré de menos sus maravillosas ganas de vivir. Mis pensamientos están ahora con su desconsolada familia, sus amigos y especialmente sus dos hijos. Les deseo mucha fuerza".

Brehme pasó por el Kaiserslautern antes de fichar por el Bayern Munich, con el que ganó su primer título de liga en 1987.

Tras dos temporadas en el gigante bávaro, Brehme se marchó al Inter de Milan, donde formó parte del contingente alemán de los Nerazzurri, junto a Matthäus y Jürgen Klinsmann.

Juntos ganaron el título de liga italiano en 1989 y la Copa de la UEFA dos años más tarde. "Un gran jugador, un auténtico interista. Ciao Andi, por siempre una leyenda", escribió el Inter en X.

Tras un año en el Real Zaragoza español, regresó al Kaiserslautern, donde formó parte del "milagro del Betzenberg" bajo la dirección de Otto Rehhagel, ganando la Copa de Alemania en 1996 como equipo descendido y proclamándose campeón alemán dos años después como equipo ascendido.

Brehme observa antes del amistoso entre el DFB All-Stars y el Azzurri Legends en el Sportpark Ronhof Thomas Sommer, el 7 de octubre de 2019. (Crédito: Sebastian Widmann/Bongarts/Getty Images)

Tras retirarse, Brehme se dedicó a entrenar, llevando al Kaiserslautern a las semifinales de la Copa de la UEFA en 2001.

"Vistió la camiseta de los Diablos Rojos durante un total de 10 años y se proclamó campeón de Alemania y de la Copa de Alemania con el FCK", escribió el Kaiserslautern en X.

"En 1990 llevó a la selección alemana al título mundial con su penalti y se convirtió en una leyenda del fútbol. La familia del FCK está de luto".