Anuncios

Nauru, en el Pacífico sur, rompe relaciones diplomáticas con Taiwán para acercarse a Pekín

Sídney (Australia), 15 ene (EFE).- El gobierno de Nauru, una pequeña nación insular del Pacífico sur, anunció este lunes la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Taiwán y el reconocimiento de la República Popular China, convirtiéndose en el último país de Oceanía en virar hacia Pekín.

Un breve comunicado divulgado hoy por el gobierno de Nauru en Facebook subraya que el país reconoce el principio de "una sola China" y que busca retomar relaciones diplomáticas plenas con Pekín.

"(Nauru) reconoce a la República Popular China (RPC) como el único gobierno legal representando a toda China y busca la reanudación de las relaciones diplomáticas plenas" con dicho país, enfatiza.

Por lo tanto, Nauru indica que ya no reconocerá a Taiwán "como un país independiente, sino como una parte inalienable del territorio de China".

El país insular argumenta el cambio de política como un primer paso para "avanzar en el desarrollo" de la pequeña república oceánica.

La decisión de Nauru llega después de las elecciones celebradas el sábado en Taiwán, donde revalidó el poder el gubernamental Partido Democrático Progresista, representado en los comicios por Lai Ching‑te, crítico con Pekín.

En 2019, los estados insulares de Kiribati e Islas Salomón rompieron relaciones con Taiwán y reconocieron a China.

Tras la ruptura con Nauru, Taiwán solo mantiene lazos diplomáticos oficiales con una docena de países, entre los que hay tres en el Pacífico sur: Islas Marshall, Palau y Tuvalu.

(c) Agencia EFE