Anuncios

La Natividad apuesta a la formación campeona para seguir encarando altos desafíos y La Dolfina quiere recuperar lo perdido en la Triple Corona

La Natividad celebra la conquista en Palermo: ahora va por nuevos desafíos
La Natividad celebra la conquista en Palermo: ahora va por nuevos desafíos - Créditos: @Christian Grosso

Martes de muchos rumores. Que siguen, que no siguen, que Poroto Cambiaso reemplaza a uno de los flamantes campeones. Y muchos mensajes cruzados más que alteraron la jornada, además de la lluvia. Lo cierto es que La Natividad, luego de una reunión realizada entre sus integrantes este martes, resolvió apostar a la misma formación que le acaba de dar, por segunda vez, el Abierto de Palermo, el máximo torneo del mundo. Y La Dolfina también tomó su decisión.

En consecuencia, La Natividad apostará por los mismos cuatro nombres para la Triple Corona 2024, es decir: Facundo Pieres, Camilo Castagnola, Pablo Mac Donough y Bartolomé Castagnola (h.). Con esa alineación, se adjudicaron los Abiertos de Tortugas y el Campeonato Argentino, en cuya definición derrotó a La Dolfina por 13-10, en un auténtico partidazo realizado este domingo.

Lo único que cambiará para el año 2024 es que La Natividad liderará la Zona A del Argentino Abierto. Una diferencia, sí, puede ser el total de handicap: se presume que en las modificaciones que se conocerán en las próximas horas, Facundo Pieres volverá a tener los 10 goles y que el conjunto alcanzará los 40 goles de handicap, la valorización perfecta.

Barto, Facundo y Jeta: la noche de festejos de La Natividad en Tequila
Barto, Facundo y Jeta: la noche de festejos de La Natividad en Tequila - Créditos: @@lanatividadpolo

La semana anterior, en ocasión de una producción especial de LA NACION previa a la final, Jeta Castagnola había dado alguna señal de lo que podría ocurrir. “Me gusta el equipo, tenemos una buena relación, y si por mi fuera, me encantaría seguir”, sostuvo el menor de los hermanos Castagnola, cuando todavía no se había disputado el encuentro decisivo. Cabía interpretar que, de no mediar una catástrofe en el partido, todo estaba dado para la continuidad. Un equipo que fue afianzándose con el correr de la temporada, cambios posiciones mediantes, y que alcanzó sus producciones más altas en la semifinal (contra La Ensenada) y frente a La Dolfina.

Los hermanos Castagnola, que ya habían salido campeones en 2021, en su tercera temporada en Palermo, tomaron una decisión importante a fines de 2022, cuando resolvieron el ingreso de Facundo Pieres, ex Ellerstina, y de Pablo Mac Donough, ex La Dolfina y ex La Irenita, en lugar de Polito Pieres y de Ignatius Du Plessis. De esa manera, se reforzaron no sólo en lo polístico, sino también a nivel organización, con la caballada que aportaron los ingresados.

Facundo Pieres volvió a conquistar Palermo luego de 11 años: un momento especial y pura felicidad
Facundo Pieres volvió a conquistar Palermo luego de 11 años: un momento especial y pura felicidad - Créditos: @Christian Grosso

La Natividad fue un boom en el alto handicap desde su debut, en 2019, proveniente de la clasificación. Con los Castagnola, Du Plessis y Matías Torres Zavaleta, llenaban la cancha 2 en el primer turno y provocaron un shock con su juventud y frescura. Luego se incorporó Polito Pieres por Torres Zavaleta y el equipo ganó el Argentino Abierto en 2021, año en que también se consagraron en Hurlingham. En total, el equipo ganó cinco títulos de Triple Corona en sus primeros cinco años, sin dudas, un suceso.

Sobre 13 torneos de Triple Corona, se apoderó de cinco. Sobre 47 compromisos, salió triunfador en 36, con un imponente 76,5% de eficiencia. Y en medio de sus números relucientes se cuela una rareza: tiene supremacía sobre el supercampeón La Dolfina en el mano a mano. El corto historial del ¿naciente clásico de Cañuelas? se vuelca hacia el club más nuevo, y claramente, por 5 a 2.

Pablo Mac Donough, el cerebro que le aportó su sabiduría al equipo
Pablo Mac Donough, el cerebro que le aportó su sabiduría al equipo - Créditos: @Christian Grosso cgrosso@gmail.com, © Christian Grosso

“Tuve el privilegio de verlos desde dentro del equipo cuando les hacía de coach. Son unos cracks totales. Juegan al polo como les sale, a divertirse. También jugué bastante en contra, cuando eran rechicos. Nunca vi un jugador que tuviera la potencia y la precisión de Barto. Y ni a Bauti [Heguy] y Adolfito [Cambiaso], que son los dos más grandes jugadores que vi, los vi hacer las cosas que hace Jeta. Es distinto a todos, un jugador totalmente desequilibrante. Y, como para completar, fuera de la cancha tienen una humildad y un compañerismo de equipo inigualables”, contó a LA NACION Alberto Heguy (h.), delantero de aquel Indios Chapaleufú II tetracampeón argentino y ex director técnico de La Natividad.

Cinco años iniciales sin precedentes en seis décadas a cuanto a éxito. ¿Continuará esta formación, ahora reforzada por la veteranía y la caballada de Mac Donough (41 años) y Pieres (37)? Parece haber una pista en palabras de Ali Albwardy, el patrón dubaití de los Castagnola en el exterior y suerte de mecenas, que presenció la final el domingo. “Fue tan lindo ganar... Fue un partido hermoso, con dos grandes equipos, los mejores en cuanto a caballos y a jugadores. Estoy contento de decir que ganamos, pero destaco que esto es el resultado de lo que planificamos hace diez años. Gracias a Dios cumplimos nuestro objetivo. El próximo año, en mi opinión, este equipo va a seguir”, mencionó para LA NACION el empresario emiratí, que fue distinguido en el podio por la Asociación Argentina de Polo con una “membresía de por vida”.

El presagio de Albwardi se cumplió. “Equipo que gana no se toca”, dirán los amantes de los lugares comunes. Pero es una realidad: salvo una causa de fuerza mayor, no había motivo para cambiar este equipo. Todavía tiene mucho para dar. Y, seguramente, alegrías para sumar. La onda verde quiere expandirse. Y tiene con qué.

La Dolfina también despejó las dudas

También en Cañuelas, La Dolfina definió su futuro. Un día en el que arreciaron los rumores, que llegaron a ubicar hasta a jugadores de otros equipos como recambio. Pero no. De alguna manera, la continuidad del proyecto de La Natividad y la muy buena producción propia en la final de Palermo, a la que llegaron igualados 10-10 al término del séptimo chukker, dejó buenas sensaciones en el multicampeón.

La Dolfina no cambia: Nero, Poroto Cambiaso, Stirling y Adolfo Cambiaso seguirán juntos en 2024
La Dolfina no cambia: Nero, Poroto Cambiaso, Stirling y Adolfo Cambiaso seguirán juntos en 2024 - Créditos: @Soledad Aznarez

Adolfo Cambiaso no tomó una determinación apurada y en caliente: hizo lo que dijo que iba a hacer. Esto era esperar un par de días, hablar con sus compañeros, ver lo que iba a hacer su hijo Poroto y recién allí definir los próximos pasos. El crack, de 48 años, se había sentido muy bien en los últimos partidos, se percibía disfrutando y con muchos deseos de seguir.

Por eso, habló con los otros jugadores; analizaron las buenas sensaciones que les dejó la temporada, coincidieron en que habían estado muy cerca de lograr el bicampeonato y que se la victoria se les escapó por jugar un mal octavo chukker y se propusieron continuar juntos al menos un año más. De esta manera, La Dolfina seguirá con los Cambiaso, Pelón Stirling y Juan Martín Nero, la formación con la que triunfaron en Hurlingham y también conquistaron Palermo en 2022.

“Gracias a todos por el apoyo de siempre. En especial a Poro,, Juanma, Pelón y Milo. Es un regalo poder competir y disfrutar a los 48 años. Feliz de seguir el año que viene compartiendo cancha con mi hijo y mis amigos”, posteó Adolfito Cambiaso en sus redes sociales.

De esta manera, las dos principales alineaciones del polo mundial avizoran un 2024 en el cual aspirarán a seguir ganando, a disputar más finales y a librar nuevas pulseadas para disfrute propio y de la gente, que todavía sigue hablando de la extraordinaria final jugada este domingo en La Catedral.