Anuncios

Nadia Podoroska debutó con una amplia victoria en el Australian Open y busca un logro inédito

Nadia Podoroska comenzó con un sólido triunfo su camino en el Australian Open
Nadia Podoroska comenzó con un sólido triunfo su camino en el Australian Open - Créditos: @Mark Baker

Las perspectivas no ayudaban mucho. La semana pasada, Nadia Podoroska había jugado el WTA 250 de Hobart, en el que había caído ajustadamente en la qualy, pero logró entrar en el cuadro principal como perdedora afortunada (lucky loser). Aunque no tuvo mucha fortuna en el debut, porque debió retirarse cuando perdía contra la alemana Tatjana Maria por una dolencia en el hombro. Así llegaba la jugadora argentina mejor ubicada en el ranking al Australian Open.

A despecho de esos problemas, la número 65 del mundo se presentó en el primer Grand Slam de la temporada con un triunfo sólido y contundente sobre la eslovena Tamara Zidansek por 6-1 y 6-0 en el primer encuentro del lunes australiano -la noche del domingo en nuestro país-, en el court 8 del Melbourne Park, y logró así el tercer triunfo argentino en este torneo, tras las victorias de Francisco Cerúndolo y Sebastián Báez en la jornada inicial.

Nadia Podoroska conectó 26 tiros ganadores en su victoria sobre Zidansek
Nadia Podoroska conectó 26 tiros ganadores en su victoria sobre Zidansek - Créditos: @Mark Baker

Podoroska sentenció con solvencia el duelo ante la jugadora europea en apenas una hora y 15 minutos, lapso en el que mostró números muy positivos: ganó el 71 por ciento de los puntos jugados con el primer servicio, salvó los 4 break-points que enfrentó y capturó cinco veces sobre 13 intentos el saque de Zidansek, además de terminar con 26 tiros ganadores y 20 errores no forzados, mientras que su rival se hundió con apenas 13 aciertos y 28 equivocaciones.

“Estoy contenta por cómo jugué, porque las primeras ruedas en esta clase de torneos siempre suelen ser tensas. La semana pasada no había podido competir bien, pero me pude preparar bien estos días previos”, contó Podoroska apenas concluyó el cotejo en declaraciones a ESPN.

El resumen del triunfo de Podoroska

La rosarina destacó que un momento clave del partido estuvo en el quinto game del primer set, cuando levantó dos puntos de quiebre para adelantarse 4-1: “Fue clave en ese momento mantener el servicio, tuve que salvar dos puntos de quiebre, pero fue importante porque estar arriba en el score me ayudó luego a soltarme más. En general, tuve varias chances, pude jugar de manera muy agresiva, hubo varios puntos largos que también sirven para soltarse un poco más. Lo que yo rescato es el nivel mental para estar concentrada en cada punto, estaba nerviosa, pero tener el orden y la estrategia todo el tiempo, por más que errara o acertara, eso me dio seguridad”.

Por tercer año consecutivo Podoroska está en la segunda rueda del Abierto australiano, una instancia que todavía no pudo superar. En busca de pisar por primera vez la tercera etapa, su próxima rival será la estadounidense Amanda Anisimova, que acude a este certamen como la 442ª del ranking, pero que llegó a ser 21ª hace casi cuatro temporadas, cuenta con dos títulos WTA y fue semifinalista en Roland Garros 2019 y cuarto finalista en Wimbledon en 2022. Superada por la presión y las exigencias del deporte de alto rendimiento, y por temas de salud mental, eligió dar un paso al costado en abril pasado y colgar la raqueta. Regresó recientemente, y en la primera rueda eliminó a la rusa Liudmila Samsonova, número 14 del mundo, por 6-3 y 6-4. Jugará por primera vez contra Podoroska.

Hasta el momento, tres argentinos (Cerúndolo, Báez y Podoroska) pasaron a la segunda ronda en el Melbourne Park, mientras que Pedro Cachin y Facundo Díaz Acosta se despidieron en el estreno. En la madrugada argentina del lunes se presentaban otros dos jugadores de nuestro país: Tomás Martín Etcheverry (32°) afrontaba un cruce nada sencillo frente al británico Andy Murray (44°), exnúmero 1 del mundo, y Federico Coria (84°) se enfrentaba con el chino Zhizhen Zhang, 54° de la clasificación semanal.