Anuncios

Las tres razones por las que Ancelotti debería seguir en el Real Madrid

La temporada está prácticamente terminada para el Real Madrid y el presidentente de la entidad se plantea los siguientes pasos para apuntalar un proyecto que hace seis meses parecía perfectamente alicatado y que ahora aparenta tener mil y un agüejeros en busca de parches de calidad.

Uno de los puntos calientes de la agenda del presidente es qué hacer con Carlo Ancelotti. Por un lado, se valora su gran aportación del año pasado y su saber estar, algo que ha venido de perlas tras los tres años virulentos del periodo Mourinho. Por el otro, se considera que este año ha sido todo un fracaso.

Sin embargo, hay tres grandes razones por las cuales el Real Madrid debería asegurarse la opción de contar con Ancelotti, como mínimo un año más.

1. La continuidad del proyecto

El Real Madrid no tiene un director deportivo. La política de fichajes la marcan el presidente y el director general, un gran conocedor del manejo de empresas pero con poco bagaje en lo deportivo Por eso los fichajes suelen ser a base de talonario y sin importar mucho como encajarán las piezas en el campo. De ahí que darle continuidad al proyecto con Ancelotti al mando, por tercer año consecutivo, sea algo casi imprescindible para no tener que empezar de cero ahora que la mayoría de la plantilla está por debajo de los 25 años y se puede augurar un futuro bastante brillante. Dar un giro de timón en estos momentos, vender a gran parte de los efectivos para fichar a otros y confudir a los que se mantengan en el club, no parece lo más adecuado.

2. Respaldo de la afición y de los jugadores

En la calle, el madridismo quiere a Ancelotti. Se le reconocen errores, como no rotar lo suficiente o no darle oportunidades a jugadores como Jesé o Illarramendi, pero en general se tiene al entrenador en alta estima. Hay que entender que fue el hombre que trajo la ansiada Décima al club tras 12 años sin ganar la Champions League, y eso tiene mucho calado. Además, los jugadores le valoran y saben que es un entrenador que no se casa con nadie y que premia el buen rendimiento de su plantilla. Se nota que fue profesional, que conoce los códigos del vestuario, y la plantilla no ha parado de demostrar que prefieren su continuidad a la llegada de un nuevo entrenador con diferente librillo.

3. Calma en el medio de la tormenta

El mejor aspecto de Ancelotti como entrenador del primer equipo madridista es que sabe mantener la calma pase lo que pase. El tesón del entrenador incluso en los momentos más difíciles de la temporada han sido muy bien recibidos por la directiva merengue, sobre todo después de la relación volcánica que mantuvo la sociedad española en general con José Mourinho. De las opciones abiertas, los nombre de Rafa Benitez (eterno candidato al banquillo) o Jürgen Klopp son las que más gustan en el club, pero a la vez, sus fuertes carácteres no son los más adecuados para una entidad como la madridista. Además, la ductulidad de Ancelotti a la hora de manejar las grandes estrellas en el vestuario es algo que sólo un hombre con mucha mano izquierda puede lograr, y de ahí que Ancelotti conserve gran parte del crédito en el Real Madrid.

También te puede interesar:

El mejor Benzema, siempre con Francia

Cristiano Ronaldo se moja por la ELA

Kroos y otros debuts soñados de jugadores del Real Madrid