Anuncios

Monterrey empata con River Plate en intenso juego de preparación

Aarón Barrera

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (EL UNIVERSAL).- La Pandilla de Monterrey fue este miércoles a jugar al Estadio Cotton Bowl, en Dallas, Texas, para medirse ante un grande de Argentina como lo es River Plate y estuvo cerca de llevarse el triunfo. En un intenso juego de preparación, el cuadro regio estuvo a cuatro minutos de la victoria, pero el marcador terminó 1-1, que al final resultó justo por las acciones en el juego.

Mientras que el técnico Martín Demichelis mandó un River prácticamente titular de cara al arranque de su liga la próxima semana, Fernando Ortiz dosificó a su plantel ante el partido que tendrán el domingo ante Santos Laguna en la jornada 2 de la Liga MX. Por ello arrancó con juveniles y suplentes, con algunos titulares como Sergio Canales y Jesús "Tecatito" Corona. Así, el juego inició con clara superioridad de los argentinos ante el cuadro alternativo mexicano.

Apenas al minuto 3, Ignacio Fernández tuvo un remate a escasos metros del juego tras un pase de taquito, pero su balón salió por encima del arco. River trabajaba para recuperar el balón con gran velocidad, cubriendo el ancho de la cancha y no permitiendo el control de los Rayados de la esférica y por ello la superioridad numérica era importante sobre el cuadro regio.

El equipo mexicano perdía muy rápido la pelota y no tenía conexión entre sus líneas, ya ni siquiera para atacar el arco defendido por Franco Armani, sino para hilar un par de pases después de media cancha. Sin embargo, pocos minutos después en una jugada aislada parecía que Monterrey se adelantaba. Tras una diagonal el defensa David Martínez casi hace autogol y dejó el arco abierto para "Tecate" Corona, quien falló lo que era un penal en movimiento.

Arrancando el segundo tiempo, al 50, Sergio Canales tuvo la oportunidad de abrir los cartones al tener el balón a un par de metros del arco, pero no pudo rematar.

El segundo tiempo arrancó mucho mejor para Rayados, por la buena posesión que ahora sí tenían en campo rival. Pero River sacó una jugada de la chistera para hacer vibrar el travesaño. Fue Esequiel Barco quien se perfiló a velocidad para disparar afuera, pero su balón se estrelló en el horizontal.

Para el segundo lapso salió el portero titular Armani y entró Ezequiel Centurión, cambio que sería importante para el gol regio. Y es que un pase largo, el delantero Rodrigo Aguirre, que acababa de entrar, se adelantó para ganarle en la carrera al arquero afuera del área y así definir ante un arco descubierto al 67. La mala salida del portero y poca comunicación con su defensa le abrió el juego a Rayados en lo que parecía un triunfo.

Al 72, Monterrey estuvo muy cerca de otro tanto de Aguirre, con otro balón largo que fue recentrado, y que el atacante uruguayo remató con dirección a las redes, pero en la línea de gol la defensa despejó lo que era un gol cantado.

Esa salvada en la línea final sería vital al final para el empate. El cuadro Millonario adelantó líneas en los últimos minutos y mantuvo la presión para el gol. Fue así que Rayados no resistió y cayó el empate al 86. Marcelo Herrera fue quien con un cañonazo definió. Un mal despeje dejó el balón en la media luna para que Rodrigo Aliendro le sirviera a Herrera, quien perfilado cruzó con fuerza sin que el portero Luis Cárdenas pudiera hacer algo.

Al 93, el mismo Aguirre estuvo cerca del gol del triunfo, cuando un pase raso cruzó todo el arco y le dejó de cara a puerta, sin embargo pese a barrerse la esférico le quedó larga y no alcanzó a conectar. El empate estaba definido así.