Anuncios

Modifican operativo en el Estadio Corona

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- Para evitar que se repitan los lamentables sucesos ocurridos después del juego entre Santos y Monterrey donde una aficionada regia perdió la vida, el Ayuntamiento de Torreón ha dado la orden de que la seguridad no se retirará hasta que el último aficionado haya abandonado la zona del Territorio Santos Modelo.

Natalia Fernández, secretaria del Ayuntamiento de Torreón, indicó que, de cara al juego entre Santos y Tigres a celebrarse este sábado en el Corona a las 21:00 horas, la seguridad se reforzará y nadie se retirará hasta que los aficionados, locales y visitantes, estén en un lugar seguro.

"El estacionamiento del Corona se cerrará a las 23:45 horas, pero en los alrededores la seguridad no se irá hasta que no haya gente en el perímetro. A las personas que tengan problemas para salir de la zona, se les apoyará para transportarlas hasta donde puedan transportarse a sus domicilios", indicó la funcionaria.

Adelantó que la gente que venga de Monterrey a apoyar a Tigres, "las que no son barras, las que vienen por conducto de agencias de viajes, cuando termine el juego serán escoltadas hasta la carretera a su ciudad".

Se aclaró que la propia directiva de los felinos, les ha dicho a sus barras que no pueden viajar a Torreón.

De igual forma, indicó que no se venderá cerveza en el estadio, antes y después de que inicie el juego, "sólo durante del partido, queremos evitar que haya excesos".

Lo que sí aceptó es que la barra santista, conocida como La Komún, "son aliados del propio club, y les pedimos comportarse a la altura. Estamos platicando con ellos, saben que si se portan mal serán retirados. Confiamos en ellos".

El operativo para el juego entre Santos y Tigres, que se considera de alto riesgo, contará con 1250 elementos, 500 de ellos de corporaciones del estado.