Anuncios

Manuel Feller roza la Copa del Mundo de eslalon tras lograr su cuarto triunfo del curso

El austriaco Manuel Feller dio un importante paso en su afán de capturar la Copa del Mundo de eslalon al ganar la prueba de esa disciplina disputada este domingo en la estación estadounidense de Palisades Tahoe (California), donde remontó dos puestos para anotarse su cuarta victoria de la temporada.

Feller, de 31 años, logró su sexta victoria en la Copa del Mundo -todas ellas en eslalon-, la cuarta del curso, en la pista 'Red Dog'. Donde cubrió las dos mangas en un minuto, 42 segundos y ocho centésimas: 28 menos que el francés Clement Noel -que mantuvo el segundo puesto provisional- y con 38 de ventaja sobre el alemán Linus Strasser; que lideraba la prueba tras la primera manga y se tuvo que conformar con el tercer puesto.

El suizo Marco Odermatt, que no disputa pruebas de eslalon, ya dejó matemáticamente decidida a su favor -al ganar el sábado el gigante disputado en esta estación- la general de la competición, en la que capturó, por tercer año seguido, la gran Bola de Cristal. Además, el astro helvético está a un paso de ganar la de gigante; es bastante posible que también capture la de supergigante; y es líder de la de descenso.

Por ese motivo, la disciplina que quedaba, a priori, más abierta, era la del eslalon. Pero Feller, segundo en la general de la Copa del Mundo -sin quitarle méritos, pero sin duda ayudado por las numerosas lesiones de muchos de los contendientes, entre ellos su compatriota Marco Schwarz, el noruego Aleksander Aamodt Kilde o, más recientemente, el francés Cyprien Sarrazin- no estaba en disposición de dejar escapar la oportunidad de capturar la primera Bola de Cristal de su carrera deportiva.

Aún no está nada decidido, pero, a falta de las tres pruebas de esta disciplina que quedan por disputar -en Aspen (Colorado), asimismo en Estados Unidos, el próximo domingo; en Kranjska Gora (Eslovenia) y la de las finales de la Copa del Mundo, en Saalbach (Austria)- se puede decir que el Globo de Cristal está cada vez más cerca del Tirol. Y que Feller podría salvar, de alguna manera, la honra de Austria, que desde la retirada de Marcel Hirscher -plusmarquista histórico, con ocho triunfos (seguidos) finales- ha tenido que ceder el testigo en la cima del deporte rey invernal a Suiza.

A Feller, tercero tras la primera manga, le bastó de forma sorprendente el decimoséptimo crono en la segunda de la prueba disputada en el escenario de los Juegos Olímpicos de 1960 para asegurarse el triunfo; porque ni Noel -que marcó el vigésimo primero-, ni Strasser -vigésimo cuarto en la bajada decisiva- mejoraron su tiempo final.

El noruego Atle Lie McGrath avanzó quince puestos y acabó duodécimo al ser el mejor de la segunda manga; reservada a los treinta mejores de la primera y en la que no participaron ni el vasco Juan del Campo, ni el catalán Quim Salarich, los dos españoles que disputaron la prueba.

El vizcaíno se había quedado a tres segundos y 76 centésimas de Strasser, líder tras la primera bajada; y acabó la prueba en la trigésima séptima posición, una por delante del barcelonés, a tres segundos y 94 centésimas del tiempo del alemán; y tampoco pasó el corte de los mejores 30.

Después de la prueba -en la que el noruego Timon Haugan retuvo el cuarto puesto inicial, el sueco Kristoffer Jakobsen avanzó cinco plazas para acabar quinto; y el italiano Alex Vinatzer, que remontó diez para concluir sexto- Feller lidera la Copa del Mundo de eslalon con 590 puntos: 204 más que Strasser y con 238 sobre Noel; por lo que podría asegurarse la Bola de Cristal de la disciplina el próximo domingo en Aspen.

El campeón tirolés es segundo en la general, con 801 puntos, menos de la mitad de los 1.702 con los que el sábado, después de ganar el gigante disputado en esta misma estación, Odermatt aseguró matemáticamente su tercer triunfo seguido final en la competición de la regularidad.

(c) Agencia EFE