Anuncios

El ministro surcoreano de Salud se reúne por primera vez con los doctores en huelga

Seúl, 12 mar (EFE).- El ministro de Salud surcoreano, Cho Kyoo-hong, se ha reunido con representantes de los miles de doctores en prácticas que se mantienen en huelga desde hace tres semanas por primera vez desde que empezó el paro, según informó hoy el viceministro segundo del ramo, Park Min-soo.

Park comentó a medios que la reunión a puerta cerrada tuvo lugar el lunes y no quiso añadir más detalles al respecto.

El viceministro segundo de Salud añadió que habrá más encuentros entre ambas partes.

En torno al 93 % de los 13.000 médicos en prácticas del país se han unido a la huelga en protesta por los planes del Ejecutivo del conservador Yoon Suk-yeol de aumentar en 2.000 al año el número de plazas en las facultades de Medicina.

Puesto que los médicos residentes constituyen en torno a un 40 % de la plantilla de los grandes hospitales de Seúl, los mayores del país, estos centros médicos se están viendo obligados a suspender en torno a la mitad de las cirugías programadas y a derivar a pacientes de urgencias a otros centros.

El Gobierno ha comenzado a enviar notificaciones a los médicos en prácticas en las que se les ordena que regresen a trabajar y se les advierte que de no cumplir con la orden encaran la posible suspensión de su licencia durante al menos tres meses.

Aun así, las advertencias no han servido para amedrentar al colectivo y el lunes profesores de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl (SNU) anunciaron que presentarían su dimisión en bloque la próxima semana si el Gobierno no logra ofrecer "un avance razonable" en las negociaciones para resolver la huelga.

A su vez, los profesores de otros centros como la Universidad Católica de Corea o la Universidad Chungang de Seúl han amenazado con tomar medidas aun más contundentes.

El Ejecutivo argumenta que es necesario aumentar en 2.000 las plazas anuales en las facultades de medicina para atajar la escasez de médicos, especialmente en zonas rurales y en áreas como pediatría, obstetricia o cirugía cardiotorácica.

Pero los médicos denuncian que la decisión ha sido unilateral y que el incremento debería situarse en 350 plazas para que no afecte a la calidad formativa y del servicio y que debería invertirse en ciertas áreas y reforzar la protección legal de los sanitarios.

El país asiático no ha aumentado las plazas en Medicina en 27 años y es uno de los de la OCDE con menor número de médicos por cada 1.000 habitantes (2,46), solo por detrás de México, Polonia, Colombia y Turquía.

(c) Agencia EFE