Anuncios

La crisis abierta en Perú se cobra la cabeza del primer ministro

Lima, 6 mar (EFE).- La crisis que afrontó en los últimos días en el Gobierno de Perú se cobró la cabeza del primer ministro, Alberto Otárola, quien renunció al cargo tras ser acusado de facilitar un contrato irregular de su expareja con el Estado.

Otárola anunció este martes su dimisión en una comparecencia ante la prensa, en la que no aceptó preguntas, tras reunirse durante dos horas en el Palacio de Gobierno de Lima con la presidenta Dina Boluarte.

Después de la difusión de un audio entre Otárola y la joven Yaziré Pinedo, Boluarte dispuso el regreso inmediato del primer ministro, quien se encontraba en Canadá, y la Fiscalía anunció el inicio de diligencias preliminares contra el jefe del gabinete por la presunta comisión de dos delitos de corrupción.

Otárola sostuvo que tomó la decisión de renunciar para "darle tranquilidad" al Gobierno, aunque consideró que es víctima de un complot del que responsabilizó directamente al expresidente Martín Vizcarra (2018-2020).

"No tengo ninguna duda de que el señor Martín Vizcarra está detrás de todo esto", enfatizó antes de señalar que se pone a disposición de "todas las investigaciones" que se han iniciado, ya que rechaza estar implicado en cualquier tipo de corrupción.

Afirmó que "en las últimas horas el país ha sido testigo de un complot, de una conspiración" en su contra y que en esa "operación mediática" participaron "diversos personajes que actúan en la sombra".

"Que se realicen todas las indagaciones y peritajes que sean necesarios", añadió antes de manifestar que no tiene duda de que Vizcarra "está detrás de todo esto".

En un mensaje publicado posteriormente en la red social X, Vizcarra calificó de "delirante" la acusación del primer ministro y aseguró que jamás ha "participado en complots políticos ni de ningún tipo".

Agregó que está de acuerdo con la renuncia de Otárola, pero anunció que presentará "una querella formal" en su contra, por lo que consideró una "difamación agravada".

El lunes, Yaziré Pinedo ofreció una entrevista en la que reconoció haber sido pareja del primer ministro durante un breve tiempo, aunque aseguró que la conversación difundida fue manipulada para dar la impresión de que es actual, cuando en realidad se produjo en 2021, antes de que Otárola accediera al Gobierno.

Añadió que Vizcarra, el hermano de la mandataria Nicanor Boluarte y el abogado César Figueredo organizaron un complot para cesar a Otárola y poder así introducir un nuevo primer ministro cercano a estos.

Vizcarra y Figueredo han negado las imputaciones e incluso señalan que no conocen a la joven.

(c) Agencia EFE