Anuncios

Primer ministro kurdo pide a EE.UU. "no permanecer en silencio" tras el ataque de Irán

Bagdad, 16 ene (EFE).- El primer ministro del Kurdistán iraquí, Masrour Barzani, hizo hoy un llamamiento a los Estados Unidos y a todo Occidente para que "no permanezca en silencio" tras el ataque con misiles por parte de la Guardia Revolucionaria de Irán contra la ciudad de Erbil, que dejó al menos cuatro civiles muertos.

"Hice un llamado a los Estados Unidos y a la comunidad internacional a no permanecer en silencio ante la agresión contra civiles inocentes", dijo Barzani en la red social X (antes Twitter) tras entrevistarse con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en los márgenes del Foro Económico Mundial de Davos.

El jefe del Ejecutivo kurdo añadió que ambos condenaron estos "ataques crueles e injustificables" y afirmaron que estas acciones son "una clara violación de la soberanía iraquí y de la región del Kurdistán".

Por su parte, la presidencia del Parlamento de Irak pidió al Gobierno federal y al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irak a "intervenir de inmediato" para detener estos ataques "del exterior y evitar que estas violaciones se repitan por parte de los países vecinos".

Asimismo, indicó que se formó un comité para investigar los detalles del ataque, que causó la muerte de al menos cuatro civiles, entre ellos un importante empresario kurdo y un bebé de 11 años.

La Guardia Revolucionaria de Irán anunció que atacó esta madrugada con misiles balísticos objetivos vinculados al grupo terrorista Estado Islámico (EI) y "espías del régimen sionista (Israel)" en territorio de Irak y Siria.

En el comunicado, la Guardia Revolucionaria apuntó que el lugar del Kurdistán iraquí que atacó con misiles era el "centro para desarrollar operaciones de espionaje y planificación de acciones terroristas en la región" y específicamente en Irán por parte de Israel.

Once de esos misiles fueron lanzados contra el "cuartel general del Mossad" israelí en Erbil, en el que murieron cuatro espías de Israel, según la versión iraní, algo que fue desmentido por las autoridades iraquíes.

Tras los ataques, el Gobierno de Irak aseguró que presentará una queja ante el Consejo de Seguridad de la ONU por esta "agresión iraní contra lugares residenciales seguros con misiles balísticos, que provocaron víctimas civiles".

El bombardeo se produjo en un momento de máxima tensión en Oriente Medio por la guerra de Gaza, y en medio de repetidos ataques por parte de milicias proiraníes de Irak contra posiciones de Estados Unidos en este país y en Siria.

(c) Agencia EFE