Anuncios

Miles de médicos en prácticas desafían las reformas del Gobierno surcoreano

Seúl, 20 feb (EFE).- Más de 6.400 médicos surcoreanos en prácticas han presentado cartas de dimisión en sus puestos de trabajo en señal de protesta por la reforma del Gobierno para aumentar las plazas de estudiantes de medicina, entre temores a que el sistema de salud público se empiece a ver afectado a partir de hoy.

En total 6.415 doctores en prácticas (prácticamente la mitad de los que trabajan en el país) de un centenar de hospitales han presentado su renuncia, y unos 1.600 de ellos han abandonado sus puestos de trabajo, según informó hoy en rueda de prensa el viceministro segundo de Salud, Park Min-soo.

Park ha explicado que el Gobierno ha emitido órdenes de volver al trabajo para 757 de estos médicos hasta el momento.

En virtud de esta orden, los sanitarios que no retornen a sus puestos de trabajo pueden encarar penas de hasta tres años de prisión y el Ejecutivo ha advertido que revocará las licencias a aquellos que no vuelvan a trabajar.

Teniendo en cuenta que los doctores en prácticas pueden llegar a suponer casi la mitad de las plantillas en los grandes hospitales surcoreanos, se teme que los servicios del sistema público de salud se puedan ver afectados.

En los cinco mayores hospitales del país (Asan, Samsung, Severance, Santa María y el de la Universidad Nacional de Seúl), todos ellos en Seúl, se han visto parcialmente afectados por aquellos médicos que han abandonado sus puestos, con muchas operaciones aplazadas o reprogramadas y largas colas en los servicios de urgencias, informa la agencia Yonhap.

El Ministerio de Salud ha activado un plan de emergencia que potencia los servicios de consulta telemática, amplía horarios de consulta o analíticas y ha abierto a civiles los servicios de urgencias de los 12 hospitales militares del país.

El pulso de los médicos comenzó cuando el Gobierno anunció la semana pasada que aumentaría en otras 2.000 la cuota anual de plazas para estudiantes de medicina, actualmente en 3.058.

El Ejecutivo del conservador Yoon Suk-yeol argumenta que la medida es necesaria para atajar la escasez de médicos en el país, especialmente en las zonas rurales y en áreas como pediatría u obstetricia.

Sin embargo, las asociaciones de médicos surcoreanos han denunciado la falta de diálogo del Gobierno para implementar la medida y afirman que ésta afectará a la calidad formativa, a la calidad del servicio y a la propia salud financiera del sistema de salud público.

Según datos publicados en 2021, Corea del Sur es uno de los países de la OCDE con menor número (2,46 en este caso) de médicos por cada 1.000 habitantes, solo por detrás de México, Polonia, Colombia y Turquía.

El propio Yoon Suk-yeol dijo hoy que los médicos que abandonado sus puestos "no deberían embarcarse en acciones colectivas que afectan gravemente a las vidas y la salud de la gente". EFE

asb/ahg/alf

(foto) (vídeo)

(c) Agencia EFE