Anuncios

Milei recuerda al fiscal Nisman nueve años después de su muerte y habla de "homicidio"

Buenos Aires, 18 ene (EFE).- La Oficina del Presidente de Argentina, Javier Milei, recordó este jueves al fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en su casa hace nueve años en circunstancias que aún no han sido del todo aclaradas, y se refirió al suceso como un "homicidio".

"A nueve años de su homicidio, la Oficina del Presidente conmemora el legado del fiscal Alberto Nisman, un incansable defensor de la justicia cuyo compromiso por esclarecer la causa AMIA e impartir justicia para las víctimas y familiares del atentado continúa siendo hoy un ejemplo para todos los argentinos", aseguró la Oficina del Presidente en un breve comunicado en redes sociales.

El cadáver de Nisman fue encontrado con un disparo en la cabeza en su casa del lujoso barrio de Puerto Madero, en Buenos Aires, el domingo 18 de enero de 2015.

El fiscal tenía previsto presentar en el Congreso una denuncia contra la entonces presidenta de Argentina, Cristina Fernández (2007-2015), por supuesto encubrimiento de sospechosos de terrorismo.

El fiscal especial de la causa por la que se investiga el atentado a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 dejó 85 muertos y más de 300 heridos, había denunciado a Fernández y a su canciller Héctor Timerman -ya fallecido- y a otros dirigentes del kirchnerismo por encubrir a ciudadanos iraníes acusados por el peor ataque terrorista en la historia de Argentina.

El 'caso Nisman' -un verdadero rompecabezas que ha motivado series de televisión, horas de programas de televisión y decenas de páginas en los periódicos argentinos- fue primero investigado como un suicidio y posteriormente se rotuló como un homicidio.

Actualmente, cinco personas permanecen imputadas en el caso que investiga la muerte del fiscal.

Dentro del actual Ejecutivo, las posiciones acerca del 'caso Nisman' han sido diversas, con Milei aceptando las tesis del homicidio en más de una ocasión en sus intervenciones parlamentarias y televisivas.

Frente al mandatario, el actual ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, sostuvo en 2017 que Nisman "no aguantó" y que "hay datos que llevan a pensar que no entró alguien por una ventana (a asesinarlo)", acercándose más a las sospechas de que el fiscal se suicidó. Él mismo reconoció posteriormente que en ese momento no tenía pistas que dijeran lo contrario.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, pidió este jueves en X "QUE SU MUERTE NO QUEDE IMPUNE (sic)" y agregó que hoy, como hizo en los últimos nueve años, seguirá "junto a la Justicia en la búsqueda de los asesinos del fiscal Nisman".

Se da la circunstancia de que Bullrich, entonces legisladora, conversó telefónicamente con él horas antes de su fallecimiento, como ella tuvo que detallar a la Justicia, según reconoció en alguna entrevista.

(c) Agencia EFE