Anuncios

Milei negocia la aprobación de su 'ley ómnibus' tras anticipar recorte de gastos a provincias

Buenos Aires, 30 ene (EFE).- Pese a que la palabra "extorsión" y la puja fiscal entre gobernadores provinciales y el Ejecutivo de Javier Milei enmarca las negociaciones para la aprobación de la 'ley ómnibus', el Gobierno confía, en vísperas de que su proyecto estrella se debata en Diputados, en que la norma será aprobada.

El portavoz presidencial, Manuel Adorni, previó este martes que la Cámara de Diputados "va a sesionar esta semana y se va a dar media sanción (de la ley) esta semana", en su habitual rueda de prensa matinal en Casa Rosada (sede del Ejecutivo).

El Gobierno retiró el viernes pasado del proyecto el capítulo fiscal para facilitar el tratamiento parlamentario tras el fuerte rechazo de los gobernadores a algunas propuestas, como la subida de los derechos de exportación y la modificación de la fórmula de actualización de las jubilaciones.

El Ejecutivo renunció a una subida de ingresos con esa decisión, pero afirmó que el equilibrio fiscal es "absolutamente irrenunciable", por lo que anticipó que habrá un recorte, que seguramente afecte a las transferencias de la Nación a las provincias.

Adorni respondió que es "falso" que, en consecuencia, se negocie la participación a las provincias de la recaudación de un impuesto que se cobra sobre las transacciones cambiarias: "Jamás se puso en discusión" y "jamás se puso sobre la mesa" la coparticipación del impuesto País.

El portavoz hizo este comentario después de que trascendiera esa petición de los gobernadores al Ejecutivo en una reunión con el ministro del Interior, Guillermo Francos, y de que un comunicado posterior de la Oficina Presidencial lo descartase.

Este texto confirmaba que el impuesto "se discutirá más adelante" junto con el resto del paquete fiscal antes incluido en la 'ley ómnibus'.

A la vez, el Banco Central limitó la financiación de los bancos provinciales a la hora de abonar los sueldos de los empleados públicos, una presión del Ejecutivo de Milei por el engrosamiento de los estados provinciales financiado con impuestos nacionales.

Adorni también respondió que Milei "no" está boicoteando la sanción de la ley, después de que anoche compartiera en sus redes sociales el mensaje de un dirigente opositor que calificaba a un grupo de diputados de "bloque extorsión", que "quiere seguir viviendo del negocio de la política".

En medio de esa tensión en la búsqueda por los apoyos, otro grupo de opositores -en este caso quienes no han participado en los diálogos con el Ejecutivo, como el peronismo o la izquierda- se quejaba públicamente por la ausencia del texto definitivo para analizarlo antes de debatir este miércoles.

El proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, que envió Milei el pasado 27 de diciembre con 664 artículos, prevé la cesión de facultades legislativas al Ejecutivo en el marco de una emergencia múltiple.

Milei se propone desregular la economía y reducir el peso del Estado con el desafío de que la fuerza ultraderechista que lidera, La Libertad Avanza, no tiene gobernadores y una posición minoritaria en el Congreso.

Por ello, el oficialismo debió intercambiar reuniones con diferentes actores para alcanzar una versión reducida que, sumada a la eliminación del paquete fiscal, quedó con 300 artículos menos.

(c) Agencia EFE