Anuncios

El miedo del Kremlin a registrar al candidato por la paz

Moscú, 3 feb (EFE).- El Kremlin, que ha apostado todo su crédito político a la victoria en Ucrania, duda si registrar al único candidato a la Presidencia que aboga por la paz, Boris Nadezhdin, por miedo a que aglutine a los millones de descontentos con la guerra en Ucrania y se convierta en un instrumento de cambio democrático.

"Será una decisión política, no jurídica. Será como decida el Kremlin. Si no les conviene, no lo registrarán", comentó hoy a EFE Boris Vishnevski, uno de los dirigentes del partido liberal Yábloko.

El número de rusos que aboga por un cese de las hostilidades en Ucrania va en aumento, al igual que la indignación de los familiares de los movilizados, que hoy cumplen 500 días desde que sus maridos, padres e hijos partieron al frente.

El temor de Putin

El Kremlin es consciente de que las elecciones presidenciales de marzo serán un referéndum sobre la necesidad de continuar o no la campaña militar en Ucrania, por lo que necesita una victoria incontestable de su comandante en jefe, Vladímir Putin.

Vishnevski apunta que si Nadezhdin es registrado, el Kremlin tendrá que falsificar burdamente los resultados elecciones para demostrar que "el candidato por la paz tiene un apoyo insignificante".

"Rusia es el país más grande del mundo. No necesitamos más territorio", aseguró esta semana el aspirante opositor, una afirmación que va en contra de la política expansionista de Putin.

Por ese motivo, Putin se negó una vez más a participar en debates electorales, ya que el líder ruso no considera debatible ni la contienda ni el antagonismo con Occidente.

Es un riesgo que la Administración presidencial no parece dispuesta a correr. Según sondeos independientes, el popular Nadezhdin cuenta ya con un 10 % de apoyos entre los rusos que están dispuestos a votar.

"Nadezhdin ha recibido un gran apoyo de la oposición en el exilio", destaca el miembro de Yábloko, lo que le ha permitido recolectar en apenas dos semanas las firmas necesarias para su registro.

Cambio sin revolución

Vishnevski admite su "escepticismo" sobre la coherencia de la postura pacifista de Nadezhdin, discurso que no defendió en los primeros 18 meses de guerra.

"Él dice no dice que haya que detener la guerra ahora, sino cuando él sea presidente. No recuerdo que apoyara nuestra demanda de alto el fuego. Pasó lo mismo en el pasado con otros candidatos supuestamente opositores y después nos llevamos una gran decepción", explica.

Nadezhdin asegura que Rusia "es un país autoritario, pero no totalitario"; rechaza la guerra, pero también la devolución de los territorios ucranianos ya anexionados; y adelanta que convocará protestas si no es registrado, pero descarta una posible revolución o protesta a la ucraniana (Maidán).

Pero esa postura ambigua es, según Abbás Galliamov, antiguo escritor de discursos de Putin, la que le ha permitido lograr el apoyo de rusos de diferentes edades y condición.

"Es posible el cambio sin revolución", señala en las redes sociales Galliamov en un intento de resumir en una frase el programa del candidato opositor.

Las almas muertas de Nadezhdin

Por de pronto, Nadezhdin ya ha sido citado el lunes a la Comisión Electoral Central (CEC), que detectó irregularidades en las 105.000 firmas que presentó para su registro como candidato.

"Cuando vemos decenas de personas que ya no están en este mundo, pero estamparon su firma, surgen dudas sobre las normas éticas que rigen la labor de los recolectores de firmas. En alguna medida, el candidato está implicado directamente en ello", aseguró Nikolái Buláev, subjefe de la CEC.

Nadezhdin rechazó indignado las acusaciones de utilizar "almas muertas" y habló de provocación. "Nosotros estamos más vivos que todos los vivos", afirmó en Telegram.

"La Comisión Electoral Central actuará estrictamente en consonancia con la legislación vigente", sentenció Ela Pamfílova, jefa de la CEC.

Vishnevski considera que Nadezhdin sí logró recoger las firmas de manera honesta y muestra un "profundo respeto por aquellos que encontraron en esa campaña cívica la única forma segura de expresar su repulsa contra la guerra".

La alternativa, las 12 en el reloj

En caso de que Nadezhdin no sea registrado, la oposición tendrá que buscar una alternativa entre acudir a las urnas o boicotear los comicios.

Un diputado de Yábloko, Maxim Reznik, ha propuesto que todos los votantes críticos acudan el 17 de marzo a las 12 de la mañana a sus colegios electorales con el fin de demostrar que son millones los que se oponen a la actual política militarista de Putin.

Para sorpresa de muchos, el líder de la oposición, Alexéi Navalni, respaldó desde la cárcel la propuesta "Mediodía contra Putin".

"Esta será una protesta nacional contra Putin que transcurrirá junto a sus casas. Es accesible para todos y en todas partes. Pueden participar millones y decenas de millones serán testigos de ello", afirmó.

(c) Agencia EFE