Anuncios

Mesut Özil deja el fútbol tras un recorrido tan brillante como repleto de polémicas: un recorrido por la vida del “Mago de Oz”

Mesut Ozil la amargura de un final anticipado
Mesut Özil, con la camiseta del seleccionado alemán: a los 34 años, el hábil mediocampista se retira del fútbol profesional - Créditos: @dpa

Adiós a la fantasía. Al quiebre de cintura, al pase imposible. A la gambeta inimaginable. A los 34 años, y luego de dos años olvidables en Turquía, el alemán Mesut Özil anunció su retiro del fútbol profesional. “Después de considerarlo cuidadosamente, anuncio mi retiro inmediato del fútbol profesional. Tuve el privilegio de ser jugador durante casi 17 años y me siento increíblemente agradecido. Fue un viaje increíble ”, escribió el mediocampista que debutó con la camiseta de Schalke 04 (el equipo de su ciudad, Genselkirchen) y se destacó en Real Madrid (2010-13) y Arsenal (2013-21).

“En las últimas semanas y meses, después de haber sufrido algunas lesiones, ha quedado cada vez más claro que es hora de abandonar la gran etapa del fútbol. Ha sido un viaje increíble lleno de momentos y emociones inolvidables”, agregó el ahora exfutbolista en su posteo de despedida. “Quiero dar las gracias a mis clubes: Schalke 04, Werder Bremen, Real Madrid, Arsenal FC, Fenerbahçe, Basaksehir y a los entrenadores que me apoyaron, además de compañeros de equipo que se han hecho amigos”, amplió Özil.

El posteo en Instagram con el que Mesut Özil anunció su retiro del fútbol profesional
El posteo en Instagram con el que Mesut Özil anunció su retiro del fútbol profesional

Luego, el alemán se acordó de los suyos, que lo acompañaron en este trayecto de 17 años: “Un agradecimiento especial a los miembros de mi familia y a mis amigos más cercanos. Han sido parte de mi viaje desde el primer día y me han dado mucho amor y apoyo, a través de los buenos y los malos momentos. Gracias a todos mis fans que me han mostrado tanto amor sin importar las circunstancias y sin importar el club que estuviera representando. Ahora espero con ansias todo lo que viene con mi hermosa esposa, Amine, y mis dos hermosas hijas, Eda y Ela. Pueden estar seguros: escucharán de mí de vez en cuando en mis canales de redes sociales. Gracias”, cerró.

El talentoso mediocampista deja la actividad con un currículum que contiene seis camisetas (Schalke, Bremen, Real Madrid, Arsenal, Fenerbahce y Basaksehir), trece títulos locales y dos internacionales. Además, Özil suma 18 distinciones individuales, que incluyen cinco premios al mejor futbolista internacional del año. Recibió esa distinción en 2011, 2012, 2013, 2015 y 2016. Además, recibió el premio al tercer mejor gol del Mundial de Sudáfrica 2010 por una conquista ante Ghana.

Fuera de la cancha, la trayectoria deportiva de Özil está marcada por dos acontecimientos. Por un lado, las amenazas de su padre Mustafa a Florentino Pérez, máximo dirigente de Real Madrid, durante la etapa de su hijo en el club blanco. Mientras en la capital española acusaban al futbolista de tener una “vida licenciosa” y ser “amante de la noche”, Mustafa declaró en el diario Bild: “El hecho de ganar mucho dinero no te convierte en un hombre honorable. Y Florentino Pérez no lo es. Si Mesut tuvo una vida poco profesional en Madrid, ¿por qué, entonces, juega siempre?” , se preguntó el patriarca de los Özil.

Su otra aparición mediática fue una polémica foto con Recep Tayyip Erdogan, presidente turco. Luego de las críticas de los hinchas alemanes, decidió renunciar al seleccionado germano. Corría julio de 2018 y el talentoso futbolista apenas tenía 29 años. “Para mí, sacarme una foto con el presidente Erdogan no tiene nada que ver con la política o con las elecciones, sino con el respeto hacia el máximo cargo del país de mi familia”, se excusó el ahora exjugador. “Soy alemán cuando gano, pero inmigrante cuando pierdo”, protestó en aquel momento Özil, además de denunciar “ataques racistas” .

Las fotos que generaron la polémica en Alemania y la posterior renuncia de Ozil a la selección
Las fotos que generaron la polémica en Alemania y la posterior renuncia de Ozil a la selección

Sus dos mejores etapas: Real Madrid y Arsenal

Tras formarse en el Rot-Weiss Essen, Ozil llegó a las divisiones inferiores de Schalke 04, el club de su ciudad, Genselkirchen. Allí se destacó desde la Sub 19 y tomó por asalto la primera división. Se apilaron los elogios: Özil fue uno de los primeros exponentes de la Alemania multicultural, un seleccionado hecho con hijos de inmigrantes (es descendiente de turcos). Pasó a Werder Bremen en 2010 a cambio de 4,3 millones de euros e iluminó al equipo verde con su magia: dio ¡33 asistencias! en una sola temporada.

Lo esperaba Real Madrid, que pagó por él 15 millones de euros y le hizo un contrato por cinco temporadas. No llegaba como galáctico, pero de a poco se destacó con su fútbol y sus pases-gol. En la capital española ganó una Copa del Rey (2011), una Liga (2012) y una Supercopa de España (2012). Su mejor versión fue con Cristiano Ronaldo como compañero de ataque. Fue socio del portugués y uno de los futbolistas que mejor lo alimentó en el Santiago Bernabéu.

Pero la destitución de José Mourinho en 2013 hizo que Özil debiera buscarse un nuevo horizonte. Cambió Madrid por Londres y la mudanza acabaría siendo un éxito rotundo. Rompió los récords para un futbolista alemán: Arsenal pagó por él 50 millones de dólares. Las expectativas eran altísimas y el talentoso alemán no defraudó: disputó 254 partidos, en los que convirtió 44 goles y dio 71 asistencias. Sobre el final de su estadía en la capital inglesa, que coincidió con el inicio de la pandemia del coronavirus, las lesiones recurrentes no lo dejaron en paz. Rescindió en enero de 2021, seis meses antes del final de su contrato. Y emigró a Turquía. En rigor, volvió a sus raíces, ya que también posee esa nacionalidad.

Lo hizo con la camiseta de Fenerbahce, uno de los grandes, y en medio de una grandísima expectativa. Esta vez, su rendimiento no coincidió con lo que se esperaba de él. Y terminó de la peor manera. Molesto con decisiones del entrenador, protestó en el vestuario tras una sustitución. Si bien se trataba del club del que era hincha desde chico, su sueldo altísimo hizo que no le perdonaran aquel acto de indisciplina. A mediados de 2022 firmó como jugador libre con Basaksehir, que sería su último club como futbolista profesional.

Ozil se retira con una marca de 588 partidos disputados en seis clubes diferentes. Anotó 92 goles y dio 211 asistencias, una cifra que habla a las claras sobre su trabajo principal dentro de una cancha: alimentar a sus compañeros. Un “fantasista”, responsable del penúltimo pase, el preludio de la definición. En la selección alemana disputó 92 partidos, convirtió 23 goles y dio 38 pases-gol. Ya lejos de las canchas de fútbol, Özil se dedicará a sus empresas, en las que invirtió parte del dinero que ganó como futbolista. Su portfolio está diversificado, como indican los libros: criptomonedas, indumentaria, gastronomía y hasta un equipo de eSports.