Anuncios

El mensaje de Gustavo Petro sobre el comunismo en medio de la crisis diplomática con Milei

Javier MIlei y Gustavo Petro
Javier MIlei y Gustavo Petro

En medio de una controversia diplomática, el presidente Gustavo Petro defendió el comunismo, pero negó estar respondiendo a las recientes declaraciones de su homólogo argentino, Javier Milei, quien en una entrevista con la periodista Patricia Janiot lo calificó como “un comunista asesino que estaba hundiendo a Colombia”.

Desde Chocó, donde estuvo toda la semana, Petro se refirió a las polémicas declaraciones de Milei. “Nos atacan de comunistas, de socialistas, de que el Estado sea el dueño del medio de producción. Claro, los que nos atacan no tienen ni idea de qué es comunismo y qué es socialismo”, afirmó durante un evento con la comunidad ayer por la noche.

El presidente colombiano aclaró su postura respecto al socialismo: “Nosotros creemos y queremos que los medios de producción estén en manos del pueblo, no del Estado”, dijo Petro al defender el modelo de país que busca.

Sin embargo, a través de su cuenta en la red social X, Petro aclaró que con esas declaraciones no estaba respondiendo a las afirmaciones de Milei, desmintiendo así una interpretación inicial del diario local El Tiempo.

Además, dijo que no envió mensajes a su homólogo argentino ni a ningún otro presidente de América Latina. “No estoy respondiendo a ningún presidente de Latinoamérica. Si es por eso, preparo una carta a [el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu de respuesta”, expresó Petro hoy por la mañana.

En respuesta a los comentarios de Milei, el ministro de Relaciones Exteriores colombiano, Alvaro Leyva, expresó “su más enérgica protesta por las irrespetuosas e irresponsables declaraciones” del presidente argentino.

Las declaraciones de Milei generaron tensión diplomática: el gobierno de Petro llamó a consultas al embajador colombiano en Argentina, Camilo Romero, paso previo a romper las relaciones bilaterales.

Antes de recibir la instrucción de regresar a Colombia, el embajador Romero destacó la importancia de superar las diferencias ideológicas, en tanto Romero afirmó: “Podemos pensar distinto, pero la región y la hermandad histórica de nuestros pueblos deben estar por encima de las diferencias”.

La Cancillería colombiana respondió con firmeza, afirmando que las palabras del presidente argentino desconocen y vulneran los profundos lazos de amistad entre ambos países, históricamente unidos por la cooperación y el entendimiento a lo largo de dos siglos.

Las relaciones entre Colombia y Argentina se fueron deteriorando desde la llegada de Milei al poder. El economista libertario intercambió mensajes con el primer presidente de izquierda en la historia de Colombia, expresando su desprecio por los socialistas, a quienes calificó como “basura” y “excremento humano”. Petro, exguerrillero, comparó a Milei con Adolf Hitler debido a estos comentarios.

Este episodio se suma a tensiones previas entre Milei y otros mandatarios, evidenciando diferencias ideológicas y políticas en la región.

Durante la campaña, Milei había anunciado que no se reuniría con gobernantes comunistas y corruptos, mencionando a Lula da Silva como un ejemplo. Por otro lado, en redes sociales, Petro suele tener discusiones con el mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, y también es crítico de la presidenta de Perú, Dina Boluarte, cuyo país lo declaró persona “no grata”.

Después de la victoria de Milei sobre el peronismo en las elecciones de noviembre, Sergio Massa declaró que era un momento “triste para América Latina”. Una vez en el poder, Milei se enfrentó con la izquierda de la región, tradicionalmente aliada de los Kirchner.

Milei también se refirió al presidente chileno, Gabriel Boric, como alguien con “ideas incorrectas”, en una entrevista con Janiot. Además, elogió a Donald Trump como “uno de los líderes de la libertad en contra del socialismo global” y a Nayib Bukele, presidente de El Salvador, como alguien que logró implementar su programa de gobierno a pesar de la adversidad.

Con información de El Tiempo