Anuncios

Medellín da el último adiós a la senadora Piedad Córdoba con flores y cantos

Medellín, 23 ene (EFE).- Entre rosas rojas, símbolos y cantos, la senadora colombiana Piedad Córdoba, fallecida el pasado sábado, fue sepultada este martes en Medellín, donde familiares, allegados y simpatizantes exaltaron su trayectoria política, evocaron sus luchas y exhibieron carteles con la frase "Eterna Piedad".

"Brilla la paz en la mirada de mi pueblo", fue el coro que se escuchó a las afueras de la iglesia Santa Lucía, donde miembros de la coalición oficialista Pacto Histórico, colectivos afro y líderes comunitarios, entre otros, esperaban la llegada del féretro de la senadora para sus honras fúnebres.

Con una calle de honor, flores y el grito "gracias Piedad por todas las semillas que dejaste", iniciaron las exequias de la política fallecida el sábado en Medellín, la ciudad donde nació el 25 de enero de 1955.

A la misa en la parroquia Santa Lucía asistieron la gobernadora del Chocó, Nubia Carolina Córdoba; la senadora del Pacto Histórico Aida Avella y Pastor Alape, uno de los líderes del partido Comunes, surgido de la desmovilización de las FARC.

Antes de partir al cementerio Jardines de Montesacro, fue exaltada la "gran matrona" por la Federación de Consejos Comunitarios y Organizaciones de Base de Comunidades Negras de Antioquia, en especial por la reivindicar a los pueblos afro desde su labor política o utilizando turbantes de colores vivos que convirtió en su marca personal.

Como antesala a un acto simbólico en el que volaron mariposas y palomas blancas, además de cubrir el féretro con la bandera del partido izquierdista Unión Patriótica, Juan Luis Castro, hijo de la senadora, reconstruyó en un texto la trayectoria de su mamá y destacó una vida llena de "procesos, de luchas".

"Yo jamás pensé que iba a enterrar a mi mamá así, yo pensé que me la iban a matar algún día", confesó Juan Luis, quien también fue congresista.

"Solo por ser el hijo de Piedad Córdoba, a mí y a mis hermanos, a mi familia y a sus asesores nos habían intervenido teléfonos, habían vandalizado carros y apartamentos, revisado historias bancarias, nos esculcaron la basura y muchas cosas más", añadió.

Recordó también cuando la senadora estuvo vinculada a las liberaciones de secuestrados: "26 personas están libres ahora gracias a su gestión en ese proceso".

Y cerró su intervención definiendo a su madre: "Piedad Córdoba, como dicen en mi tierra, usted fue hecha para las balas".

Córdoba, figura del Partido Liberal reconocida por sus posturas de izquierda que le granjearon simpatías y antipatías, tuvo una dilatada carrera marcada por las luchas políticas, las controversias incluso fuera del país y por su activismo en favor de la paz.

Los homenajes para Córdoba iniciaron el domingo con el traslado del féretro a Quibdó, capital del departamento del Chocó (oeste), de donde es oriunda su familia paterna y donde tenía una importante base electoral entre la población afrodescendiente.

Posteriormente, su cuerpo fue trasladado a Bogotá, donde fue recibida en cámara ardiente en el Congreso de la República.

El deceso de la senadora ha sido lamentado por la clase política colombiana y por dirigentes latinoamericanos, como los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y por exmandatarios como la argentina Cristina Fernández (2007-2015) o el boliviano Evo Morales.

(c) Agencia EFE