Anuncios

La mecánica también es para las mujeres

TULTEPEC, Méx., febrero 11 (EL UNIVERSAL).- "Vine porque así puedo aprender qué le pasa a los carros y ya no me inventan cosas, ya no me ven la cara para cobrarme de más. Aparte luego pasan cosas muy sencillas y ni modo de esperar hasta dos horas a que llegue el seguro para que te cambien una llanta nada más", dice la señora Ana María, una de las asistentes al taller de mecánica automotriz que imparte el Instituto Municipal de la Mujer.

En el inicio del curso, cuya duración es de tres semanas, las mujeres inscritas, en su mayoría amas de casa, tuvieron como salón de clases el taller mecánico del gobierno municipal, donde se reparan las unidades de la administración.

Ray, el instructor, abrió el cofre de una camioneta de servicios públicos para explicarles los primeros puntos a revisar antes de salir.

Todas atentas, unas con libreta en mano para apuntar, fueron preguntando conforme avanzaba la clase. Cómo checar el líquido de frenos, anticongelante y aceite fue la primera lección para las alumnas, quienes coincidieron que muchas veces salen en sus autos y no revisan este tipo de aspectos.

"No está por demás saber, puede pasar que se nos descomponga el carro y si no hay quien nos apoye en el momento, pues hacer algo y no estar a la espera de ver quién nos ayuda o esperar dos, tres horas a que llegue el seguro", dijo Marisela.

Durante las dos horas que dura la clase, las asistentes también ponen en práctica lo aprendido, cambiaran piezas como filtros, llantas e incluso el aceite, donde se enfatiza en las medidas de precaución: tener el auto apagado, poner atención en el color y viscosidad.

Leslie Ramírez, directora del Instituto de la Mujer en Tultepec, precisa que se trata de la tercera generación del taller mecánico, registrando un total de 46 mujeres, que acuden a clases lunes, miércoles y viernes durante tres semanas.

Y se busca que los próximos cursos sean con certificación para aquellas que deseen incursionar en el ámbito laboral y también en subir el nivel para pasar del básico al intermedio. Actualmente, se les entrega un reconocimiento de participación.

La idea de trabajar como mecánica reparadora de autos no le desagrada a Belem. "Sí podría hacer este servicio, que tal que un día algún conocido me dice y pues claro, lo hago, lo arreglo yo, así como una conocida que vive en Guerrero, ella es la que supervisa el taller con sus muchachos", afirma.

Al llegar a la parte sobre la técnica adecuada para pasar batería, Laura expuso su caso al tener problemas para ejecutar dicha acción, al desconocer la manera correcta para conectar los cables, situación que es algo de lo más básico, reconoció.

Mientras que la señora Rocío pidió adelantar la clase para saber cómo se debe cambiar una llanta, pues consideró que es de las principales cosas que deben aprender para no quedarse varadas. "No solo manejar, sino conocer lo básico de un automóvil. Hay cosas que son en el momento y tú las podrías hacer, para mí eso es lo importante. Hay que estar preparados, siempre la capacitación te saca de la ignorancia".

La primera sesión concluye hablando sobre la importancia de las balatas, los cuatro líquidos que usan los automóviles como lo son frenos, clutch, aceite y anticongelante, así como los servicios de afinación que deben tener para mantener en buen estado el motor; cerrando con la foto grupal y los ánimos de reencontrarse en la siguiente clase.

El Instituto Municipal de la Mujer de Tultepec también cuenta con talleres gratuitos de instalación eléctrica, plomería, tecnologías domésticas donde aprenden a elaborar jabón, shampoo, suavizante de telas, jabón multiusos, velas, jabones artesanales y con la dirección de Seguridad Pública, defensa personal.