Anuncios

Max Verstappen redondeó una temporada 2023 inigualable en la Fórmula 1 y Mercedes se dibujó una pequeña sonrisa

El festejo, dibujando trompos, de Max Verstappen en el Gran Premio de Abu Dhabi; el neerlandés suma triunfos y récords en la Fórmula 1
El festejo, dibujando trompos, de Max Verstappen en el Gran Premio de Abu Dhabi; el neerlandés suma triunfos y récords en la Fórmula 1 - Créditos: @Kamran Jebreili

Donde todo comenzó. El 12 de diciembre de 2021, en un desenlace histórico y polémico, Max Verstappen se impuso en el Gran Premio de Abu Dhabi y cosechó su primera corona en la Fórmula 1, desbancando a Lewis Hamilton, que porfiaba por ser el hombre con más títulos en el Gran Circo. El triunfo y la consagración resultó el primer eslabón de una cadena de éxitos del neerlandés y de Red Bull Racing, dominantes en los dos siguientes cursos en el Mundial de Pilotos y de Constructores.

MadMax cerró en el autódromo de Yas Marina un calendario con la voracidad que acostumbra: sumó 19 festejos en la aventura y convirtió a la cifra en récord por cantidad y también por porcentaje, porque Alberto Ascari (Ferrari) tenía la marca de 75%, con seis primeros puestos en ocho fechas en 1952 y Verstappen estiró la proporción a 86,36%. El festejo lo hizo trepar al tercer escalón de los pilotos más ganadores de la historia, con 54 descorches en lo más alto del podio, batiendo a Sebastian Vettel y por detrás de Hamilton (103) y de Michael Schumacher (91). Un año imperial: lideró más de mil vueltas y con 575 puntos duplicó en el campeonato al segundo, su compañero de garaje Sergio Checo Pérez, que juntó 285 unidades.

Dominantes: Max Verstappen logró la cifra histórica de 19 triunfos en el año y la escudería Red Bull Racing sumó 21 de los 22 éxitos en los grandes premios de la temporada
Dominantes: Max Verstappen logró la cifra histórica de 19 triunfos en el año y la escudería Red Bull Racing sumó 21 de los 22 éxitos en los grandes premios de la temporada - Créditos: @GIUSEPPE CACACE

Un año increíble, difícil de repetir. Vamos a intentar de disfrutar un poco, aunque estamos listos para las próximas batallas, porque siempre lo queremos hacer mejor. A veces mejor no significa solo victorias y campeonatos, pero ya estamos trabajando duro para tener un auto competitivo en 2024, porque el resto está proyectando cómo derrotarnos”, apuntó Verstappen, que reescribió la historia con el modelo RB19 –destinado a ser uno de los mejores de todos los tiempos- aunque también sabe adaptarse a la dificultad y a revertir situaciones.

Desaparecido del frente en las pruebas libres en Abu Dhabi, el neerlandés dio el golpe en la mesa en la clasificación y se anotó la pole. Y desde ahí construyó el triunfo: soportó los ataques de Charles Leclerc (Ferrari) en el primer giro, donde pareció que los neumáticos del auto de la Scuderia habían logrado una mejor temperatura para el lanzamiento, y luego apabulló hasta vencer por una brecha de 17s993/1000 al monegasco. “Es un gran piloto, se adapta muy rápido a cualquier circunstancia y es capaz de sentirse cómodo en la incomodidad”, lo definió Vettel, el primer Niño Maravilla que tuvo la escudería de Milton Keynes y que firmó un póquer de coronas, entre 2010 y 2013.

Gran Premio de Abu Dhabi, la decimonovena victoria de Verstappen en 2023

La voracidad del tricampeón se refleja en los números, pero también en el enfoque para arrasar. La tercera corona la obtuvo en la carrera Sprint, en el GP de Qatar, y muy lejos de viciarse el neerlandés imprimió más vértigo: Austin, Ciudad de México, San Pablo, Las Vegas y Abu Dhabi resultaron las siguientes citas del calendario y en todas ganó Verstappen. Demoledor, no tuvo contemplación en arrastrar a Checo Pérez, que en los primeros compases del calendario intentó tomarle el pulso. En el trazado de Yas Marina, donde lleva cuatro victorias, MadMax controló la pista y por pasajes el muro, apuntando posibles estrategias para recuperar o elevar en el clasificador al mexicano, que recibió una penalización de cinco segundos por un incidente con Lando Norris (McLaren). “Quise dejarlo pasar y me chocó”, disparó el británico de la escuadra de Woking sobre la maniobra que sancionaron los comisarios deportivos. “Vimos peores incidentes este año y no pasó nada: era un incidente de carrera”, protestó el tapatío.

Yuki Tsunoda y cinco vueltas para el recuerdo: en Abu Dhabi, el piloto japonés de Alpha Tauri lideró por primera vez un gran premio
Yuki Tsunoda y cinco vueltas para el recuerdo: en Abu Dhabi, el piloto japonés de Alpha Tauri lideró por primera vez un gran premio - Créditos: @JEWEL SAMAD

El gran premio tuvo algunos momentos distinguidos, como el liderazgo de la carrera del japonés Yuki Tsunoda (Alpha Tauri), que estuvo a la cabeza del pelotón durante cinco giros. Un pasaje que reconfortó a Franz Tost, el jefe de equipo que se marchará de la F.1 en 2024, cuando la escudería subsidiaria de Red Bull Racing cambie de nombre y tenga a Laurent Mekies y Peter Bayer como responsables. La nueva batalla entre los franceses Pierre Gasly y Esteban Ocon, compañeros en Alpine, situación de tirantez que se replicó en las últimas citas, aunque quitando a la figura dominante de Verstappen el foco lo atrapó la pulseada entre Mercedes y Ferrari por el subcampeonato de Constructores.

Red Bull Racing's Dutch driver Max Verstappen (C) raises the winners' trophy as he stands on the podium with Ferrari's Monegasque driver Charles Leclerc (L) and Mercedes' British driver George Russell after the Abu Dhabi Formula One Grand Prix at the Yas Marina Circuit in the Emirati city on November 26, 2023. (Photo by Jewel SAMAD / AFP)
George Russell completó el podio en el Gran Premio de Abu Dhabi y junto a Lewis Hamilton lograron el subcampeonato para Mercedes en el Mundial de Constructores
George Russell completó el podio en el Gran Premio de Abu Dhabi y junto a Lewis Hamilton lograron el subcampeonato para Mercedes en el Mundial de Constructores - Créditos: @JEWEL SAMAD

Las Flechas de Plata se quedaron con la segunda plaza, por tres puntos: 409 contra 406. La medalla cambió de manos durante el gran premio y hasta las escuderías estuvieron igualadas (408 unidades), situación que favorecía a Ferrari, que fue el único equipo que le arrebató un festejo a Red Bull Racing en el año, tras la victoria de Carlos Sainz Jr. en el GP de Singapur. Y fue el piloto español el que, además de largar relegado –decimosexto; desde el despiste en la prueba libre del viernes no logró recuperar el auto ni el ritmo- tuvo una estrategia poco feliz. “Nuestra única opción de terminar en las posiciones de puntos era con el ingreso de un Auto de Seguridad, y eso no sucedió”, relató el madrileño. Su compañero Leclerc intentó un plan de rescate, liberando a Checo Pérez –le caerían cinco segundos de sanción- para que el mexicano lograra desplazar a George Russell (Mercedes) del último escalón del podio. La jugada no resultó y las felicitaciones estuvieron en el garaje que comanda Toto Wolff, que por la radio motivaba a Hamilton, el séptuple campeón que cumplió su segundo año sin éxitos y aguarda una evolución del auto, tras penar con el modelo W14.