Anuncios

Max Verstappen, aburre: en Alemania la audiencia televisiva de la Fórmula 1 cayó un 20 % por el aplastante dominio del piloto neerlandés

Dominador de la Fórmula 1: Max Verstappen y su pareja, Kelly Piquet (hija de Nelson Piquet), celebrando en Abu Dhabi
Dominador de la Fórmula 1: Max Verstappen y su pareja, Kelly Piquet (hija de Nelson Piquet), celebrando en Abu Dhabi - Créditos: @Getty Images

Max Verstappen aburre. Eso creen algunos fanáticos del automovilismo. El aplastante dominio del piloto neerlandés durante la recién terminada temporada de la Fórmula 1 supuso una caída del 20 por ciento en las audiencias televisivas en Alemania, según informó la cadena Sky Deutschland. ¿Cuál es el motivo? Muchos creen que la falta de drama por la contundente tarea del hombre de Red Bull.

Max Verstappen celebrando el triunfo en el GP de Abu Dhabi, el último fin de semana
Max Verstappen celebrando el triunfo en el GP de Abu Dhabi, el último fin de semana - Créditos: @Mark Thompson

Verstappen logró imponerse en 19 de las 22 carreras disputadas en la temporada, que le sirvieron para encumbrarse con su tercer título mundial consecutivo al mando del auto de Red Bull. Según cifras del canal Sky Deutschland, que posee los derechos de retransmisión de la F1 en Alemania (un país apasionado y con mucha tradición en la categoría), una media de 782.000 telespectadores siguieron las carreras este año en el país. Pero en 2022 la cifra fue de 980.000 espectadores de media.

”La gran actuación del campeón del mundo hizo que no hubiera tensión en la lucha por el título”, le dijo a la agencia dpa el responsable deportivo de Sky Deutschland, Charly Classen. Además, el piloto Nico Hülkenberg fue el único alemán con un asiento fijo en la temporada 2023, en la escudería estadounidense Haas. Vaya otro ejemplo: en 2010, los pilotos alemanes en la máxima competición automovilística internacional fueron siete. Eso también influye, claro. Pero la mayoría coincide en que el dominio de Verstappen le quitó, de cierta manera, dramatismo a las definiciones de la F1.

Verstappen levantando el trofeo en Abu Dhabi, acompañado por el monegasco de Ferrari, Charles Leclerc, y el británico de Mercedes, George Russell
Verstappen levantando el trofeo en Abu Dhabi, acompañado por el monegasco de Ferrari, Charles Leclerc, y el británico de Mercedes, George Russell - Créditos: @JEWEL SAMAD

A los aficionados de la F1 les gusta la emoción y la adrenalina, sobre todo en los momentos decisivos de cada fin de semana, sin embargo con Verstappen todo se volvió más previsible. En septiembre pasado, de acuerdo con un informe de Buzz Radar, en comparación con 2022 el interés por la F1 cayó significativamente. “La comparación de datos entre 2022 y 2023 reveló caídas significativas en las menciones generales de la F1, junto con cifras desalentadoras en el crecimiento de nuevos seguidores de cuentas de alto perfil”, se comunicó.

Una temporada inigualable

El 12 de diciembre de 2021, en un desenlace histórico y polémico, Verstappen se impuso en el Gran Premio de Abu Dhabi y cosechó su primera corona en la Fórmula 1, desbancando a Lewis Hamilton, que porfiaba por ser el hombre con más títulos en el Gran Circo. El triunfo y la consagración resultó el primer eslabón de una cadena de éxitos del neerlandés y de Red Bull Racing, dominantes en los dos siguientes cursos en el Mundial de Pilotos y de Constructores.

El fin de semana pasado, MadMax cerró en el autódromo de Yas Marina un calendario con la voracidad que acostumbra: sumó 19 festejos en la aventura y convirtió a la cifra en récord por cantidad y también por porcentaje, porque Alberto Ascari (Ferrari) tenía la marca de 75%, con seis primeros puestos en ocho fechas en 1952 y Verstappen estiró la proporción a 86,36%. El festejo lo hizo trepar al tercer escalón de los pilotos más ganadores de la historia, con 54 descorches en lo más alto del podio, batiendo a Sebastian Vettel y por detrás de Hamilton (103) y de Michael Schumacher (91). Se trató de un año imperial: lideró más de mil vueltas y con 575 puntos duplicó en el campeonato al segundo, su compañero de garaje Sergio Checo Pérez, que juntó 285 unidades.

El Red Bull de Max Verstappen cruzando la línea de meta para ganar el Gran Premio de Japón, en Suzuka, el 24 de septiembre pasado
El Red Bull de Max Verstappen cruzando la línea de meta para ganar el Gran Premio de Japón, en Suzuka, el 24 de septiembre pasado - Créditos: @Toshifumi Kitamura

“Fue un año increíble, difícil de repetir. Vamos a intentar de disfrutar un poco, aunque estamos listos para las próximas batallas, porque siempre lo queremos hacer mejor. A veces mejor no significa solo victorias y campeonatos, pero ya estamos trabajando duro para tener un auto competitivo en 2024, porque el resto está proyectando cómo derrotarnos”, apuntó Verstappen, que reescribió la historia con el modelo RB19 –destinado a ser uno de los mejores de todos los tiempos- aunque también sabe adaptarse a la dificultad y a revertir situaciones. Claro que, más allá de la admiración por sus logros, muchos amantes de la Fórmula 1 ya prefieren ver otra cosa. Así parece suceder en Alemania.

Verstappen, el dueño de la F1