Anuncios

Mauricio Serna lamentó que Boca deba jugar con River en el medio de las semifinales de la Libertadores y evitó hablar de Sebastián Villa

Serna lamentó que el Superclásico caiga en el medio de los dos partidos con Palmeiras, por las semifinales de la Copa Libertadores
Serna lamentó que el Superclásico caiga en el medio de los dos partidos con Palmeiras, por las semifinales de la Copa Libertadores - Créditos: @Instagram @mchichoserna

Boca siente que ser protagonista de todas las competencias que ofrece el calendario en la Argentina y en Sudamérica le termina siendo perjudicial. No solo por el esfuerzo físico que implica la demanda de disputar tantos partidos, sino porque la falta de fechas superpone, e incluso reprograma, unos encuentros en detrimento de otros. En este caso en particular, quien le puso palabras a ese reclamo fue Mauricio Serna, integrante del Consejo de Fútbol, quien expresó su desencanto por algo que se sabía desde que las autoridades de la AFA y de la Liga hicieron público el calendario de la Copa de la Liga, que se está disputando en la actualidad.

Ocurre que la séptima fecha, la popularmente conocida como “la fecha de los clásicos”, cae en el medio de los dos partidos de semifinales de la Copa Libertadores. Y sucede que el conjunto Xeneize debe enfocarse en esa llave con Palmeiras, por el torneo continental, y al mismo tiempo planificar con qué jugadores recibir a River en la Bombonera. De acuerdo a la programación, el jueves 28 de septiembre el equipo de Jorge Almirón jugará con Palmeiras en la Bombonera, tres días más tarde haría lo propio con River (aun no hay confirmación oficial) y el jueves 5 de octubre visitará al Verdao en San Pablo, donde definirá la clasificación a la gran final continental.

Serna integra el Consejo de Fútbol de Boca
Serna integra el Consejo de Fútbol de Boca

“El calendario está dado así”, lamentó el Chicho, en una extensa entrevista con TyC Sports. Y luego esgrimió una posible solución a futuro: “Pondría más foco en cuando se organizan las fechas del campeonato local, porque la Conmebol ya está marcada y se sabían las fechas en las que se jugaba la primera fase, octavos, cuartos, semifinales y final. Frente a eso, nuestros torneos locales tienen que mirar y jugar un poco con eso. Seguramente se dio ahora por casualidad que justo entre los partidos de ida y vuelta de la semifinal se jueguen los clásicos, pero creo que no queda bien”.

Aun sorprendido por la falta de previsión, el colombiano analizó: “Argentina tiene que saber que, por lo general, para jugar semi de Libertadores puede haber uno, dos o tres equipos argentinos. Pero está dado así el calendario y hay que asumirlo como llega, de la forma que hay que jugarlo. Creo que Boca está preparado para afrontar de la mejor manera los tres compromisos”.

En relación al duelo con Palmeiras, que además tiene mucho de historia que también atraviesa a Serna (integrante del plantel que lo venció en la final del 2000 y en la semifinal del 2001), Chicho opinó: “Claro que Boca tiene que estar muy ocupado en Palmeiras, pero del otro lado seguramente también les preocupa enfrentar a Boca. ¿Por qué se podría dar ahora? Porque se formó un gran plantel, tiene experiencia y juventud. Y el cuerpo técnico entendió la manera de jugar la Copa. Al final, la mística y la historia también juegan de alguna manera un papel importante. Estamos con mucha ilusión y fe, pero también convencidos de que nos tocó un rival muy difícil, que en los últimos años estuvo en un nivel muy alto y fue protagonista en las copas”. Cabe recordar que Palmeiras se coronó campeón de América en las ediciones 2020 y 2021.

Sobre la enorme expectativa que despierta en el pueblo boquense la posibilidad cercana de levantar, finalmente, la séptima Copa Libertadores luego de 16 años de frustraciones, el exmediocampista reconoció: “Todos estamos ilusionados y deseosos por ganarla. Pregúntenle a los de Racing si querían ganarla, o a los de Palmeiras, o a los de River. No es solo Boca, todos los que la jugamos queremos ganarla. Pero no creo que al hincha de Boca no le guste salir campeón del torneo argentino, porque todos lo celebramos. La Copa es un marco mayor, obvio que sí, pero la obsesión es de todos. Si por cosas del fútbol no se da, por más que sea la final del mundo, al otro día sale el sol. Si ganás, muy bueno. Si perdés, igual tenés que levantarte. Queremos ganarla. ¿Estamos con mucha ilusión? Sí. Pero no sé si tenemos más obsesión nosotros por llegar a la séptima o los otros por alcanzarnos. Hemos dado pasos grandes, pero todos buscamos el mismo objetivo”.

Serna evitó hablar públicamente de Villa
Serna evitó hablar públicamente de Villa

Siempre sonriente, el único momento de la charla en la que Chicho frunció un poco el ceño se dio cuando fue consultado sobre la situación de su compatriota, Sebastián Villa, quien desde no se entrena con el plantel profesional desde hace semanas, emigró al exterior y fue advertido por la institución azul y oro: “Chau, buenas tardes”. Más allá de la broma de despedirse sin responder, el ahora integrante del Consejo de Fútbol de Boca expresó: “No pienso si es un desagradecido o no, lo único que tengo claro es que Boca le cumplió pagándole el contrato. Después, obvio que si no se presenta a entrenar, el club tomará cartas en el asunto, llámese Chicho Serna o Chelo Delgado, el que sea”.

Sobre las próximas instancias del caso Villa, Serna explicó: “Al club le corresponde pelear por lo que tiene que pelear. Y la pelea de este lado es clara. Hasta dónde se va a llegar, no sabemos. Pero el club está parado donde considera que tiene que estar y se está defendiendo como considera que debe defenderse. No siento que me haya defraudado. Lo que piense personalmente lo hablé con él o lo hablaré. Públicamente no. De este lado me toca mirar que, como jugador, nos dio muchas satisfacciones. Lo personal lo hablé o lo hablaré con él o con quien deba hablarlo”.