Anuncios

Mauricio Benítez, otra esperanza para Boca: el chico que cumplió el sueño de su infancia y quiere más

Mauricio Benítez, jugador de Boca Juniors
Mauricio Benítez, jugador de Boca Juniors - Créditos: @Instagram @maurii_.leonel

Cuando Diego Martínez decidió que Mauricio Benítez hiciera su debut en la primera de Boca, al ingresar a los nueve minutos del segundo tiempo de lo que fue igualdad ante Sarmiento (1-1), hace una semana, no se trató de un protagonista totalmente ignoto para la gran mayoría de los hinchas. De hecho, desde el año pasado varios de ellos pedían que tuviera un lugar en el plantel profesional. Es que fue la gran sensación de la reserva de Mariano Herrón y, especialmente, del equipo Sub 20 que condujo Silvio Rudman en la Copa Libertadores de la categoría, en la que se consagraron. El volante se ganó la titularidad ante Tigre, fue uno de los mejores del equipo y ya se sostiene en el once que prepara el técnico para recibir el sábado a Defensa y Justicia, en el regreso a la Bombonera.

Nacido hace dos décadas en Florencio Varela (esta semana festejó los veinte años), el siempre volante viste la camiseta azul y oro desde las infantiles. Por eso, cuando culminó la paridad con los juninenses, en su Instagram dejó en claro su sensación: “Cumplí mi sueño”. El fin de semana cumplirá otro, ya que se estrenará jugando como profesional en el estadio que también anheló pisar durante el transcurso de su vida.

Mauricio Benítez, jugador de Boca Juniors
Mauricio Benítez, jugador de Boca Juniors - Créditos: @Instagram @maurii_.leonel

Martínez no dudó un segundo. Conociendo sus características y su potencial desde aquella época en la que el actual entrenador formaba parte de la dirección técnica en las inferiores, apenas inició la pretemporada decidió que el chico dejara la reserva y se sumara a los trabajos de su plantel. No quiso apresurarse en el debut por la Copa de la Liga ante Platense (0-0), pero sintió que la segunda jornada ante Sarmiento era la ideal para que el juvenil comenzara a ganar confianza. Los nervios de aquella noche en el Nuevo Gasómetro hicieron que algunas entregas no fueran correctas, pero –lejos de frenar ese comienzo- el DT le dio la titularidad en Victoria, frente a Tigre.

Más suelto, allí sí se pudo ver mucho más y mejor de todo lo que Benítez tiene para ofrecer. Todo aquello que el fanático conoce, al igual que Martínez, de su capacidad para manejar la pelota, participar de la circulación, trasladar con criterio, ser parte de la recuperación y ser claro en los pases. Es que permanentemente fue una fija para Mariano Herrón en la reserva que acumuló el bicampeonato, entre el título de la Copa de la Liga y el Trofeo de Campeones: N°5 o ubicado en el costado derecho del volante central.

Sin embargo, su explosión apareció en Chile. Allí el Boca Sub 20 se consagró en la Copa Libertadores por primera vez en la historia de la categoría y el mediocampista fue la gran revelación, siendo el goleador del certamen con tres tantos fundamentales: le anotó a Defensor Sporting, de Uruguay (1-0) y Palmeiras, de Brasil (2-2) durante la zona de grupos, y a Peñarol, de Uruguay, en la semifinal. A los últimos dos les convirtió mediante la vía de la media distancia, acaso la herramienta que –seguramente- con el correr de las apariciones en primera se le verá con mayor frecuencia. El remate potente y certero es una de sus virtudes.

Por el momento, se observa un Benítez muy criterioso. De esas apariciones juveniles que atraen e ilusionan a las tribunas. Especialmente, tras lo que expuso en el triunfo del pasado lunes ante el “Matador”. Según las estadísticas recopiladas por Opta, el N°45 estuvo preciso en 37 de las 45 entregas que dispuso, los cinco envíos largos que realizó llegaron al destino de un compañero, recuperó cinco pelotas e interceptó tres pases rivales, ganó cuatro de seis duelos y, acaso lo más destacado, no cometió ninguna infracción en los 81 minutos que disputó. Sí, todo eso en su primera titularidad.

Todo es muy prometedor de cara a su segunda oportunidad, esta vez ante el “Halcón”. Pisará el césped de la Bombonera, lo que soñó tantas noches de su vida. Aunque no será la primera oportunidad y mucho menos con el acompañamiento del público Xeneize. Es que en septiembre pasado, dos meses después de la conquista continental juvenil, fue parte del equipo titular que enfrentó en Brandsen 805 a AZ Alkmaar, de Países Bajos, sin poder convertir en el 1-1, pero siendo parte de la obtención de la Copa Intercontinental Sub 20 mediante la tanda de penales. Ya sabe lo que es ser campeón local, continental y mundial con la camiseta de Boca, pero al varelense le sobran sueños por cumplir en la primera.

En septiembre de 2022 firmó su primer contrato profesional, que culminará a fines de 2026. No obstante, no se descarta que si se mantiene su protagonismo en la máxima categoría se revisen esos números plasmados en su primer vínculo y hasta no sería alocado pensar que el Consejo de Fútbol, siempre liderado por el presidente Juan Román Riquelme, lo blinde con una importante cifra traducida en muchos millones de dólares. El caso Valentín Barco dejó una marca, tras también ser conocido mucho antes de debutar con Jorge Almirón y tan sólo irse a Brighton, de Inglaterra, por una cláusula de U$S10.000.000.

Se verá si Benítez sigue haciendo méritos para mantenerse en el primer equipo más allá de los que ocurra en los próximos encuentros. Incluso, se verá en qué escalón de prioridad lo ubica Diego Martínez con el correr de las semanas. ¿Por qué? Benítez hoy es el ‘5′, pero desde el Preolímpico Sub 23 volverán tanto Cristian Medina como Ezequiel Fernández, acaso dos jugadores que al director técnico le fascinan al igual que Benítez.

Mauricio Benítez, con la pelota al pie y la mirada al frente
Mauricio Benítez, con la pelota al pie y la mirada al frente - Créditos: @Instagram @maurii_.leonel

“Equi” es el proyectado a ser, en realidad, ese volante tapón del 4-3-1-2. Es que fue el chico que el propio técnico llevó en condición de préstamo a Tigre cuando durante 2022 dirigió la entidad de Victoria. Por ende, el papel principal parece asegurado para el volante zurdo. Medina es una tentación. Kevin Zenón se metió decididamente entre los cuatro volantes y Guillermo “Pol” Fernández, evidentemente, es importante para cada entrenador que pasa por Boca.

Con ellos deberá competir Mauricio Leonel Benítez en el día a día. Aunque, si mantiene el nivel con el que dio el primer paso, le generará a Martínez la duda enorme que a los técnicos les gusta tener.