Anuncios

Por qué la nueva mascota del Atlético de San Luis es un perro

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 20 (EL UNIVERSAL).- Apenas este fin de semana el Atlético de San Luis de la Liga MX, presentó a su nueva mascota, de nombre "Lucho", un perro antropomórfico que parece ser un "Schnauzer" o "Scottish Terrier", pero ¿Qué tiene que ver con San Luis Potosí? Resulta que la forma de los límites territoriales de la entidad al verlos en un mapa asemeja a un can de esta raza.

Si hay algo que es de dominio colectivo entre los potosinos es el "perrito" de San Luis Potosí, ya que desde niños en la educación básica (y tal vez de ahí su origen) las maestras y maestros al enseñar los estados de la República a los infantes es que para ubicar fácilmente a su entidad en el mapa les indican "es el que tiene forma de perrito".

De ahí que en el inconsciente colectivo de los potosinos siempre esté "el perrito", como por ejemplo para ubicar la región en que se ubican los municipios, es decir una persona de Ébano puede decirle a alguien de la capital que su localidad está en "la colita del perrito" o alguien de Matehuala en "las orejas del perrito".

¿Lucho es la primera mascota del Atlético de San Luis?

Aunque los equipos deportivos de San Luis Potosí han tenido muchas mascotas, desde la más antigua "tuna" como los Tuneros de San Luis del Beisbol, hasta el "Chango Santo" del baloncesto, así como diferentes creaciones que han tenido los equipos profesionales de fútbol en sus diferentes etapas como el "Lobo Azul", "Huicho el Gladiador" o más recientemente "Huachi" el Guachichil ya con la franquicia del Atlético de San Luis, que ahora ceden su lugar a "Lucho".

Cabe destacar que "Lucho" además de tener la forma del "estado perrito", lleva en su camiseta el número 57, ya que por una parte fue en 1957 cuando se creó el primer equipo profesional de San Luis Potosí, así como también es el año de inauguración del Estadio Olímpico "Plan de San Luis" sede de antaño del futbol potosino, así como también que la principal rivalidad futbolística es con Querétaro a la cual se le llama "Clásico de la 57" por la carretera federal que une a ambas entidades.