Anuncios

La Marina británica alerta de un posible ataque de piratas cerca de la costa de Somalia

Mogadiscio, 12 mar (EFE).- La Marina británica alertó este martes de un nuevo ataque en el océano Índico cerca de la costa de Somalia, donde un barco fue abordado por varias personas que se hicieron con el control, en una zona donde la piratería hizo estragos hace una década.

En un comunicado en la red social X, la entidad de la Marina británica Operaciones Marítimas Comerciales (UKMTO, por sus siglas en inglés) señaló que el incidente se produjo este martes a las 08.10 GMT, a unas 600 millas náuticas al este de Mogadiscio, la capital de Somalia.

Varias personas que provenían de dos barcas -una pequeña y una grande- abordaron el navío y "personas no autorizadas tienen ahora el control del barco", afirmó UKMTO.

"Las autoridades están investigando. Se recomienda a los buques transitar con precaución e informar a UKMTO de cualquier actividad sospechosa", añadió.

Por su lado, la empresa de seguridad marítima británica Ambrey Analytics reportó que un granelero con bandera de Bangladesh fue asaltado por 20 individuos armados cuando navegaba en ruta desde la capital de Mozambique, Maputo, hasta la ciudad de Al Hamriyah, en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

"Se observó que la embarcación cambiaba de rumbo hacia el sureste y aumentaba la velocidad. Posteriormente, el barco se ralentizó a una velocidad de un nudo", detalló Ambrey Analytics.

Según la compañía, "ha habido informes contradictorios sobre el paradero de la tripulación".

Entre 2005 y 2011, las aguas del mar Rojo, el golfo de Adén y el océano Índico cercanas a Somalia, el país con la línea costera más larga de África continental (más de 3.000 kilómetros), fueron escenario de constantes ataques y secuestros de barcos perpetrados por piratas somalís, que pedían elevados rescates.

Solo en 2011 los piratas efectuaron 212 ataques, según datos de la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR), antes de un drástico descenso de los incidentes en 2012 gracias al despliegue de varias misiones marítimas internacionales, incluida la operación Atalanta de la Unión Europea, en la que España participa desde enero de 2009.

Aunque solo diez ataques se confirmaron en 2012 y solo dos barcos fueron secuestrados entre 2013 y 2023, se han seguido registrando incidentes sospechosos.

Además, esta zona se ha visto inmersa de nuevo en la inestabilidad como consecuencia de la ofensiva de Israel en la Franja de Gaza ya que, para mostrar su apoyo al grupo islamista palestino Hamás, los rebeldes hutíes del Yemen han intensificado sus operaciones contra la navegación comercial en el mar Rojo.

Aunque los hutíes dicen que los llevan a cabo en represalia por la guerra en Gaza, sus ataques han aumentado en las últimas semanas tras los bombardeos de Estados Unidos y Reino Unido contra sus posiciones y después de ser clasificados por Washington como grupo terrorista.

(c) Agencia EFE