Anuncios

Marcos Rojo se desgarró el gemelo izquierdo y Boca define si incorporar o no a otro zaguero

Marcos Rojo se fue de Salta sin poder pisar su pie izquierdo y hay preocupación en Boca
Marcos Rojo se fue de Salta sin poder pisar su pie izquierdo y hay preocupación en Boca - Créditos: @Fotobaires

Los estudios realizados sobre la pierna izquierda de Marcos Rojo arrojaron el escenario “menos grave posible”: el zaguero de Boca sufrió un fuerte desgarro en el gemelo interno de su pierna izquierda, por lo que estará alejado de las canchas por al menos un mes.

Ante este escenario, el club de la Ribera definirá en los próximos días si sale a buscar un reemplazo o si Diego Martínez suple al capitán con otro futbolista. La cuestión pasa porque con la baja del platense, el equipo se queda sin zagueros zurdos, ya que Nicolás Valentini forma parte del seleccionado Sub 23 que disputará desde el 20 de enero el Preolímpico de Venezuela, en busca de un pasaje a los Juegos de Paris 2024. Cristian Lema, que tuvo que debutar de urgencia el sábado ante Gimnasia y Tiro, ofrece soluciones en ese sector. Aunque es diestro, al igual que Figal y Anselmino.

Al exLanús se lo vio bien, aplomado y explotando sus mayores virtudes: el juego aéreo y su fortaleza física. Se lo notó seguro y exhibió una cualidad que no se caracterizó hasta ahora en su carrera: la búsqueda de anticiparse al rival mucho más lejos del área, la zona en donde habitualmente se mueve un zaguero.

Fue una pena que esto se diera así, por la lesión de Marcos. Él es fundamental para este equipo. Pero estoy muy feliz. Uno cumple el sueño de chico”, destacó Lema exultante en ESPN. Y amplió: “En la carrera pasaron años y muchas cosas, siempre trabajo para estar en el mejor nivel y me toca en este momento, lo estoy disfrutando mucho”.

El cuerpo técnico recibió con alivio la información médica. El defensor se lesionó mientras realizaba los trabajos de entrada en calor, antes del triunfo xeneize por 1 a 0 ante Gimnasia y Tiro, en un amistoso que marcó el debut de Diego Martínez como DT.

Los estudios realizados este lunes confirmaron lo que el sábado por la noche llevaba serenidad al jugador. Ocurre que las primeras pruebas habían descartado una lesión en el tendón de Aquiles y, justamente, el foco estaba en un fuerte desgarro en la zona del gemelo y del sóleo.

Cómo fue la lesión

En las imágenes, apenas advierte que se lesionó, Rojo mira hacia atrás pensando que algo lo había golpeado en la cara posterior de la parte baja de la pierna. Y, acto seguido, se queda quieto en el lugar y ya no vuelve a pisar. De hecho, debió retirarse al vestuario con la ayuda de dos auxiliares, ya que no podía apoyar con normalidad.

Poco después, vendado desde la rodilla hasta el tobillo, en muletas y sólo tocando el suelo con la punta de su pie izquierdo, el capitán xeneize fue hasta el banco de suplentes y acompañó desde allí las instancias del juego. De igual forma se lo vio en su posterior salida del estadio rumbo al ómnibus, también sin poder apoyar el pie izquierdo, lo que generó un dolor de cabeza en el cuerpo técnico y en la dirigencia xeneize.

Ante este escenario, Rojo tendrá como mínimo un mes de inactividad, por lo que se perdería las primeras fechas de la Copa de la Liga y llegaría con muy poco rodaje al superclásico ante River, en el Monumental, programado para el domingo 25 de febrero y por la séptima jornada.

Las lesiones no dejan en paz a Rojo en Boca
Las lesiones no dejan en paz a Rojo en Boca - Créditos: @ALEJANDRO PAGNI

Continuidad astillada

Esta nueva baja expone al defensor, de 33 años, que no logra ganar continuidad desde que llegó al club, hace ya tres años. En febrero de 2021, poco después de confirmar su incorporación, se entrenó de manera diferenciada durante cinco semanas por una molestia física. Eso provocó que su debut se diera recién el 14 de marzo, en un superclásico ante River. Solo un mes más tarde salió con una molestia en el entretiempo de un partido ante Unión, en Santa Fe, y no pudo viajar a enfrentar a Barcelona, de Ecuador, por la Libertadores.

A un positivo de coronavirus le encadenó un desgarro en el isquiotibial derecho. Recién pudo regresar en mayo, durante un partido frente a Patronato de Paraná, por la Copa Argentina.

En tres años, Rojo se erigió como el líder principal del plantel de Boca
En tres años, Rojo se erigió como el líder principal del plantel de Boca - Créditos: @Anibal Greco

Seis meses después sufrió ante Vélez otro desgarro (en el sóleo de la pierna izquierda) y se perdió otros cuatro partidos. Recién entonces encontró algo de paz, ya que desde octubre de 2021 hasta agosto de 2022 jugó sin inconvenientes.

Pero en agosto tuvo otra lesión muscular. En esta ocasión fue “de grado II en el sóleo de la pierna derecha”, tal como informó el departamento médico xeneize. Ocurrió durante el calentamiento de un partido que Boca perdió ante Patronato por 3 a 0, en Paraná.

Recién pudo volver el 4 de septiembre, frente a Colón. Pero dos semanas más tarde, contra Huracán sintió una molestia en su gemelo derecho. Regresó a las canchas el 12 de octubre, en Junín, contra Sarmiento. Con tanta mala suerte que esa tarde se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla derecha.

Marcos Rojo se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla derecha en octubre de 2022, frente a Sarmiento.
Marcos Rojo se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla derecha en octubre de 2022, frente a Sarmiento. - Créditos: @Aníbal Greco

Después de ocho meses de rehabilitación, el 31 de mayo de 2023 volvió a jugar, pero solo completó 45 minutos en un partido de reserva ante Arsenal. Cuando se preveía el gran regreso oficial, a comienzos de junio sufrió un desgarro leve primero (en el recto anterior derecho) y a finales de ese mes la rotura de un músculo en el gemelo de la pierna izquierda, justo la zona que se vio afectada en la noche salteña.

Como consecuencia de esas visitas frecuentes a la enfermería, Rojo cerró el año pasado con apenas 16 partidos jugados y algo más de 1000 minutos de acción. Después de una muy buena pretemporada, el defensor se ilusionaba con un 2024 alejado de la enfermería, pero ahora recibió otro impacto.

Más allá de la preocupación generalizada, Nicolás Figal, compañero suyo en la zaga, se mostró optimista. “Es un jugador muy importante, vamos a ayudarlo desde donde podamos. Se va a recuperar Marcos porque es un animal, va a estar con nosotros rápido”, declaró a ESPN.