Anuncios

Marco Rubio, posible compañero de fórmula de Trump, según NBC

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 20 (EL UNIVERSAL).- El senador republicano Marco Rubio, que en la campaña de 2016 tuvo fuertes encontronazos con su rival por la candidatura presidencial Donald Trump, está en la lista de posibles compañeros de fórmula del magnate, con miras a las elecciones de noviembre, informó la cadena NBC News.

En el pasado, se ha mencionado a figuras como el senador Tim Scott, el neurocirujano Ben Carson, la gobernadora de Dakota del Sur Kristi Noem, el empresario Vivek Ramaswamy o el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

"La lista es larga, y es extremadamente pronto en cualquier tipo de proceso", dijo un asesor de Trump a NBC News. "Todavía no se ha contactado directamente con nadie, y no espero que eso ocurra hasta dentro de algún tiempo".

Sin embargo, la cadena estadounidense señala que tener a Rubio, de 52 años, como opción, deja ver los objetivos de Trump: de entrada, Rubio no está en el grupo de republicanos más radicales, que encabeza el propio magnate y podría conectarlo con la base más tradicional.

Hijo de inmigrantes cubanos de clase trabajadora, podría granjearle a Trump el voto de los latinos, al convertirse en la primera persona no blanca en ser el compañero de fórmula de un candidato presidencial republicano.

Sin embargo, primero Rubio tendría que sortear un gran problema: tanto él como Trump son de Florida, y la Constitución estadounidense prohíbe a los electores votar por un presidente y un vicepresidente de su mismo estado. Ocurrió ya en el pasado, señaló NBC, cuando George W. Bush, de Texas, eligió como compañero de fórmula a Dick Cheney, del mismo estado, en el 2000. ¿La solución? Cheney se mudó a Wyoming.

En la campaña de 2016, cuando tanto Rubio como Trump buscaban la candidatura republicana, se enfrentaron en más de una ocasión, e incluso pusieron cada uno en duda la virilidad del otro. De entonces data el apodo que Trump puso a Rubio de "Marquito" (Little Marco). El senador, usando el doble sentido, aludió a las "manos pequeñas" de su rival.

La alusión enfureció a Trump, quien en su momento aseguró al público: "Fíjense en mis manos. ¿Son manos pequeñas?", mientras las mostraba. "Él se refirió a mis manos tipo: 'Si son pequeñas, algo más debe ser pequeño'. Les garantizo que no hay problema con eso".

Pero una vez en la Casa Blanca, Trump gozó del apoyo de Rubio, a quien incluso consultó en temas latinos.

Y en la actual contienda, Rubio se decantó por Donald Trump desde enero, para decepción de DeSantis, quien también buscaba la candidatura y tuvo que bajarse debido a sus malos resultados.