Anuncios

Marcelo Gallardo, de cara al Mundial de Clubes: sus ganas de ganar, cómo es dirigir a Benzema y qué sintió en su año sabático

Marcelo Gallardo con Karim Benzema, durante un entrenamiento con el Al-Ittihad
Marcelo Gallardo con Karim Benzema, durante un entrenamiento con el Al-Ittihad

Ante los ojos del mundo, todavía resulta raro ver a Marcelo Gallardo en Arabia Saudita. Está a horas de dirigir a Al Ittihad frente a Auckland City de Nueva Zelanda. Pero es la jugada que le ofreció el destino. El primer partido del Mundial de Clubes Arabia Saudita 2023 corresponderá a los octavos de final y lo protagonizará el Al-Ittihad del Muñeco este martes desde las 15 (hora argentina) en el estadio King Abdullah Sports City de Yeda con arbitraje de la estadounidense Tori Penso. El duelo no se transmitirá en vivo por TV en la Argentina, pero se podrá ver a través de la plataforma digital FIFA+

De lo primero que habló Gallardo fue de su año sabático: “Principalmente me dio salud. Uno cuando está embarcado en el día a día y en la rutina de la exigencia permanente, uno no se da cuenta y te va llevando, te va llevando. Cuando paramos y nos miramos al espejo nos preguntamos: ‘¿Qué pasó acá? ¿Qué pasó en este cuerpo y en esta cara?’” y agregó: “Me siento bien. Contento y con ganas de volver a trabajar. Claramente me hizo muy bien, disfruté de cosas normales de la vida, salí de mi rutina de exigencia permanente que es estar al mando de una gestión deportiva como era la de River durante más de ocho años y pico. Descubrí que hay momentos en los que hay que saber parar para poder mirar y pensar”.

Sobre los desafíos en su nuevo club, “Hay que tratar de hacer las cosas de la mejor manera posible, ser competitivos al máximo, pero con mucho recorrido por delante y con mucha trabajo para desarrollar”, dijo el Muñeco sobre la competencia que se desarrollará en Arabia Saudita del 12 al 22 de diciembre. ”Acabo de llegar y tengo una competencia de importancia como es el Mundial de Clubes, también se está compitiendo en Champions de Asia y la Liga local. Todos esos objetivos en lo inmediato tienen relación con el desarrollo”, continuó quien dirigirá su tercer Mundial de Clubes, luego de los que participó con River en 2015 (perdió la final con Barcelona 3-0) y 2018, cuando cayó con el Al Ain por penales 6-5 luego de empatar 2-2.

Marcelo Gallardo brindó una conferencia de prensa junto a Karim Benzema en la previa al debut en el Mundial de Clubes
Marcelo Gallardo brindó una conferencia de prensa junto a Karim Benzema en la previa al debut en el Mundial de Clubes - Créditos: @FIFA

Además del equipo de Gallardo y el de Oceanía, la actual edición del Mundial de Clubes que comenzará este martes estará compuesta por el Al-Alhy (campeón de África), Urawa Red Diamonds (campeón de Asia), León (campeón de Concacaf), Manchester City (campeón de la Champions League) y Fluminense (campeón de la Copa Libertadores de América). ”Cuando se habla de desarrollo se habla de tiempo y en el fútbol muchas veces el tiempo no existe porque los resultados mandan y cuando hay una visión de desarrollo a futuro es lo que me hace a mi tener todas las expectativas en que eso suceda”, explicó Gallardo..

Gallardo, ganador de dos Copa Libertadores con River, dijo que tiene una gran predisposición para aprender en el nuevo contexto y que tratará de mantener su espíritu ganador. ”El fútbol es universal, aunque a veces no se hable el mismo idioma es algo que se siente, se vibra y se observa, lo cuál es una herramienta maravillosa. Hay cuestiones que tienen que ver con el día a día, con la comunicación y alguna estrategia de partido para que los jugadores se sientan lo más cómodos posible”, agregó. ”Creo mucho en la comunicación y en cómo podamos transmitir nuestra idea, pero lo más importante es que todos estemos convencido hacia dónde queremos ir. Si hay una idea que se transmite y todos nos hacemos carne de eso creo que ahí se puede generar algo bueno y que pueda perdurar”.

Dirigir al mismo tiempo a un crack como Karim Benzema es un doble desafío para Gallardo dentro de la aventura de Arabia Saudita. Pero lejos de verlo como una amenaza o un riesgo, lo ve con un potencial positivo para lograr cosas importantes. Eso sí: todos deben esforzarse: “Yo considero que los jugadores que han tenido experiencias supremas y que han vivido un montón de cosas, que han sido ganadores o muy competitivos. Ganadores o no ganadores se mide a como competís. Creo que los jugadores que han tenido una competencia muy importante, está con ellos. Es algo que no se pierde. También hay que recordar que si sos competitivo, tenés que ser competitivo siempre. Si sos ganador, tenés que intentar ganar siempre. Hay cosas que puedan flaquear por cuestiones normales y razonables, pero cuando está dentro tuyo a veces hay que despertarla nada más”.

El festejo de Gallardo por el primer gol de su equipo en la Champions de Asia
El festejo de Gallardo por el primer gol de su equipo en la Champions de Asia - Créditos: @Imagen de TV

Gallardo demostró hasta aquí, en sus etapas como entrenador en Nacional de Uruguay y River, que tiene un marcado liderazgo. Más allá de que cuenta con un cuerpo técnico capaz y con personalidad, el Muñeco siempre tiene la última palabra y se involucra en todos los temas, por más que pueda delegar. Al respecto de esta metodología, opinó: ”Cuando querés forjar la idea de un equipo ganador no solamente tiene que venir del entrenador, sino también de parte de los jugadores, los hinchas y dirigentes”, analizó. ”Cuando hacés todo para ganar es muy posible que se puedan generar algunas cosas. El liderazgo se tiene que sentir de manera natural, uno relaciona los grandes liderazgos con el sentir y de qué manera estás parado en la vida”.

¿Qué expectativas tiene Gallardo con respecto a este Mundial de Clubes? “Primeramente, creo que hay un gran entusiasmo, especialmente por el fútbol árabe. Que se celebre un Mundial de Clubes en la ciudad donde estamos afincados, donde está ubicado el equipo, pienso que suscita una gran emoción para todos. Y cuando hablo de emoción, también me refiero a mí ya todo mi cuerpo técnico. Hace poco más de 20 días, estábamos aquí descubriendo un mundo completamente nuevo, enfrentándonos a la posibilidad de un gran reto como el Mundial de Clubes. Todo esto me motiva enormemente”.