Anuncios

Mar del Plata: la movilización que sorprendió a los turistas en plena playa Bristol

En la escollera de playa Bristol, los guardavidas reclamaron el aumento salarial
En la escollera de playa Bristol, los guardavidas reclamaron el aumento salarial - Créditos: @Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.- Los bombos y los silbatos dominaron el mediodía en la bahía de playa Bristol con decenas de guardavidas sobre uno de los espigones del lugar. Este fue el espacio que eligieron para visibilizar su reclamo de actualización salarial, que horas antes habían presentado a su empleador, la comuna de General Pueyrredon.

Las reuniones con los funcionarios a cargo de la negociación no prosperaron por una importante diferencia entre el pedido presentado y la oferta que llegó y está lejos de conformar a quienes reclaman.

Si bien son empleados municipales, el Sindicato de Guardavidas de Mar del Plata y la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) manejan un acuerdo aparte por las particularidades de este trabajo que desempeñan solo durante cinco meses al año, desde noviembre hasta marzo.

El planteo gremial apunta a igualar el ajuste de salarios con el ritmo inflacionario. Y, en este sentido, consideran que quedarían por actualizar algo más de 25% correspondiente a los haberes de diciembre. La propuesta que les acercaron desde el municipio es del 12% y fue rechazada de plano.

Las manifestaciones emprendidas, que acompañan el diálogo entre dirigentes y el Ejecutivo local, se repiten y calcan de modalidad: una concentración frente al palacio de gobierno y luego una caminata hasta la principal playa céntrica, con cánticos y banderas para publicitar sus demandas.

Piden un aumento del 25%
Piden un aumento del 25% - Créditos: @Mauro V. Rizzi

Medidas

Hasta el momento nadie ha hablado de una medida de fuerza con acción directa que pudiera poner en riesgo la prestación del servicio de seguridad de las playas en pleno período de pico de la temporada. Pero sí dejaron en claro los gremialistas que apelarán a “alternativas” para que la disconformidad quede a la vista.

Los conflictos de guardavidas fueron noticia nacional en otros tiempos con suspensión de actividades mientras duraba la medida de acción directa y manifestaciones dañosas para la imagen de la ciudad. Entre ellas, la quema de neumáticos en las escolleras. Una postal que quedó lejos, como un muy mal recuerdo.

Por lo pronto este reclamo se mantiene encauzado, sin cortes de calle ni expresiones extremas. “Apuntamos a dialogar, ponernos de acuerdo y resolver la situación”, señaló Nahuel Nardone, secretario gremial del Sindicato de Guardavidas y uno de los voceros de la protesta.

Fernando González Soto, adjunto de UGA, confirmó que el jueves habrá una nueva reunión y anticipó que, en caso que no se llegue a un acuerdo, las acciones de protesta pueden escalar. “Confiamos en que vamos a lograr el aumento que pedimos”, afirmó.

Además del reclamo de los guardavidas, hay por atender y resolver un pedido del Sindicato de Trabajadores Municipales que, con un argumento similar, se acaban de declarar en alerta y movilización porque tampoco se conforman con la oferta de mejora que acercó el gobierno de 25%. La rechazan porque los dejaría más de 40 puntos debajo de la inflación anual.