Anuncios

Mantienen en fase 2 actividad del Popo

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 11 (EL UNIVERSAL).- La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) informó que el volcán Popocatépetl se mantiene en el nivel de alerta amarilla fase 2, es decir, muestra un incremento en la actividad con la emisión de vapor de agua y gas, ligera caída de ceniza en las poblaciones cercanas y posibles flujos de lodo a corto alcance. Hasta el momento, no representa un riesgo mayor para la población.

En Puebla se registra ligera caída de ceniza en San Matías Tlalancaleca, Tlahuapan, Domingo Arenas, Puebla capital, San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, Tepeaca y Cuautlancingo. En Morelos, Estado de México y Tlaxcala no hay reporte de caída de ceniza.

En un comunicado el CNPC, señaló que el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) realiza monitoreo permanente de la actividad del volcán y en las últimas 24 horas, la actividad ha permanecido en nivel similar al de días anteriores, con predominio de exhalaciones de baja intensidad y emisión de ceniza en cantidades moderadas, alcanzado altura máxima de mil 600 metros sobre el cráter.

Al momento del reporte la altura de la emisión es cercana a 800 metros. La coordinación exhortó a la población a tomar medidas preventivas y de autocuidado por caída de ceniza, y atender estas recomendaciones: cubrir nariz y boca con pañuelo o cubrebocas, limpiar ojos y garganta con agua pura. Utilizar lentes de armazón y evitar los de contacto para reducir la irritación ocular, proteger la cabeza con gorra o sombrero, cerrar ventanas o cubrirlas y permanecer lo más posible en interiores.

Asimismo, evitar la acumulación de ceniza en techos y patios, y cubrir recipientes de agua para evitar su contaminación. Impedir que los animales coman forraje o hierba que contenga ceniza. Resaltó que la actividad no ha alcanzado los niveles de intensidad registrados en 2022- 2023. Según el diagnóstico de la actividad reciente, se mantiene el semáforo de alerta volcánica en el nivel amarillo fase 2.

También solicitó a la población respetar el radio de exclusión de 12 kilómetros a partir del cráter, informarse por fuentes oficiales y no hacer caso de los rumores.