Anuncios

Manifestantes cierran accesos a obras del Tren Interurbano

CIUDAD DE MÉXICO, enero 18 (EL UNIVERSAL).- Vecinos de las colonias El Capulín y Liberales de 1857 mantienen bloqueados desde hace dos meses los accesos de las obras del Tren Interurbano México-Toluca sobre la calle Río de Tacubaya en la alcaldía Álvaro Obregón, donde denuncian que derivado a los trabajos de excavación y perforación tres casas aledañas han sufrido daños.

Son 40 las personas que se turnan durante el día y noche para vigilar las entradas a la zona de construcción, con sillas de plástico, una carpa color rojo y un anafre donde preparan la comida del turno, es como los vecinos comienzan las vigías en los dos puntos de acceso para impedir que continúen las labores.

"Comenzamos a las ocho de la mañana y nos cambiamos en la tarde entre nosotros para vigilar que no entren ni salgan trabajadores hasta que nos digan quién se hará responsable de los daños en las casas", Karla Néstor, vecina afectada por las obras del "Insurgente".

A principios de noviembre del 2023, se alertó a los habitantes de la caída de pedazos de la loza en sus hogares, por lo que solicitaron dialogar con los encargados de la obra para llegar a un acuerdo en sus reparaciones; Comentaron para EL UNIVERSAL que la empresa "González Soto y Asociados" en el 2021 realizaron levantamientos de pruebas en las viviendas afectadas y les entregaron la póliza de seguro vencida.

"Tomamos la decisión de cerrar la obra porque no tenemos nada, no tenemos ningún papel que nos garantice la seguridad de nuestras casas y nuestras vidas, vivimos en un riesgo", agregó Karla.

Los corredores estrechos impiden el acceso vehicular y peatonal, la zona de obras se encuentra detrás de unas láminas de metal que se dividen de la acera a unos pasos de las fachadas de los hogares de los denunciantes.

Algunos mencionan que llevan dos años desde que comenzaron las construcciones viviendo entre los escombros, pesadas máquinas que taladran todo el día y que generan trombas de polvo.

"Solo pedimos que nos garanticen que no va a pasar nada, nos den un seguro de que si llega a pasar algo ellos se harán responsables, un seguro a daños a terceros y si lo tienen nosotros no sabemos cuál es", Gabriela Néstor, habitante de la colonia Liberadores de 1857.

Durante el recorrido se observaron estructuras completamente abandonadas, donde la constante vigilancia de los vecinos impide la continuación de la obra.

Pobladores tienen miedo de que su casa se caiga

Leonora vive sobre la calle Río de Tacubaya en la colonia Liberadores de 1857, en la alcaldía Álvaro Obregón desde hace 68 años, desde que comenzaron las obras del tren México Toluca denuncia que el techo de una de las habitaciones donde duermen sus nietas cae pedazos de la loza cuando comienzan las excavaciones.

"Taladraban y comenzaba a vibrar toda la casa cuando empezaron a caerse unos tabiques, yo temo que nos agarre dormidos cuando se caiga mi casa", dijo Leonora.

Su vivienda de tres pisos de altura colinda con la construcción de un pilar de concreto que conecta con las vías en el tramo elevado denominado "La Presa", en el dormitorio se observan cuarteaduras en el techo, donde las varillas de metal se visualizan.

Otra de las casas que presentan daños visuales en la casa del señor Jorge, quien vive en el andador Dacrón, donde también caen pedazos de la loza con la constante vibración.

Leonor junto con dos de sus vecinos son las personas que denuncian daños en sus casas derivados a las obras que se llevan a cabo en la zona de la terminal Observatorio, donde esperan sean atendidos por las autoridades capitalinas y federales.

Dovela permanece encima de la camioneta "Pichirila"

La dovela de 90 toneladas de concreto que cayó el pasado martes aún permanece encima de una camioneta en la calzada Mina de Arenas, así como el taxi siniestrado en la colonia Acueducto alcaldía Álvaro Obregón, donde ya fue removido el brazo de la grúa que se venció.

Especialistas en ingeniería continúan levantando fotografías para remover la pieza de concreto sin especificar fecha de término.

Fue durante la tarde del miércoles cuando las maniobras de remoción del brazo de la maquinaria fueron retiradas del tramo elevado del Tren Interurbano "El Insurgente".

Durante un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se pudo constatar que fue retirada la grúa de color rojo, misma que fue trasladada al interior de la obra, sobre la calle Minas de Arena, continuo personal del gobierno de la Ciudad de México y también topógrafos quienes realizaron el levantamiento de fotografías y dialogando con los vecinos de la zona a quienes no han especificado cuando será retirado el pedazo de concreto de la vía pública.

Uniformados y una patrulla de la Secretaría de Seguridad Ciudadana mantiene vigilancia permanente y con una cinta amarilla y tambos naranja limitan las labores de remoción de los dos vehículos siniestrados y la dovela.

"Porque la vida sigue, tenemos que trabajar, llevamos así años", aseguró José Luis, vecino de la colonia Acueducto, quien tiene su taller mecánico en calle Minas de Arena, en la colonia Acueducto, en la alcaldía Álvaro Obregón, donde el pasado martes 16 de enero del 2024 una dovela cayó a unos metros de su establecimiento en los trabajos del Tren Interurbano México-Toluca.

Han pasado tres días y los comercios aledaños a la zona cero, donde aún se encuentra la estructura de concreto de 90 toneladas, continúan sus actividades diarias a pesar de que la vialidad permanece cerrada.

"Nosotros no podemos parar, imagínese si paramos un día de trabajar no la vemos llegar para la siguiente quincena", comentó José Luis.

Seis de los comercios que se encuentran sobre la zona siniestrada reanudaron sus actividades, entre ellas se encuentran una vulcanizadora, un taller mecánico y dos tiendas de abarrotes que a pesar de la poca clientela continúan brindando sus servicios, mientras continúan las labores de remoción de la pieza de concreto y los dos vehículos siniestrados.