Anuncios

Mali crea un nuevo marco de diálogo intermaliense tras romper el acuerdo de paz de Argel

Bamako, 28 ene (EFE).- El presidente transitorio maliense, el coronel Assimi Goita, creó un órgano de diálogo intermaliense tras haber oficializado la cancelación del "Acuerdo de Paz" firmado en 2015 con los rebeldes norteños malienses bajo mediación internacional y de Argelia.

De acuerdo con un decreto firmado por Goita, el nuevo órgano lleva el nombre de "Comité de pilotaje de diálogo intermaliense para la paz y la reconciliación nacional" y está encargado de preparar la organización del diálogo intermaliense.

Este órgano va a supervisar las diferentes actividades del diálogo dentro o fuera del territorio maliense, implementará el plan de comunicación y se encargará de elaborar el informe final del diálogo.

El pasado jueves, el gobierno transitorio anunció el fin "con efecto inmediato" del "Acuerdo de Paz" intermaliense, así como acusó a Argelia de "instrumentalizar" este acuerdo y de acoger "sin concertación ni notificación previa" a ciudadanos malienses "subversivos" o "perseguidos por la justicia maliense por actos de terrorismo".

Argelia, país vecino de Malí, juega un papel principal de mediador para el retorno de la paz en el norte maliense en virtud del "Acuerdo de Argel" de 2015 entre Bamako y los representantes de los principales grupos rebeldes (tuareg y árabes) en la región, escenario desde finales de agosto de hostilidades contra el ejército tras años de calma.

Los grupos armados independentistas del norte de Mali, agrupados en la coalición (CSP, compuesta de tuareg y árabes), denunció que la decisión del Gobierno transitorio maliense "pone en cuestión todos los principios" que se encuentran en el acuerdo roto, y señaló que "revisará sus objetivos" en función de la nueva situación.

Por su parte, el grupo armado norteño Gatia (cercano al poder central) manifestó su apoyo a la decisión del Gobierno transitorio y llamó a la población a participar en el nuevo órgano propuesto por Goita.

(c) Agencia EFE