Anuncios

Malasia coronó al multimillonario Sultan Ibrahim Iskandar como su nuevo rey

Malasia instaló a Sultan Ibrahim Iskandar como su nuevo rey el 31 de enero de 2024 en una ceremonia tradicional impregnada de siglos de tradición
Malasia instaló a Sultan Ibrahim Iskandar como su nuevo rey el 31 de enero de 2024 en una ceremonia tradicional impregnada de siglos de tradición - Créditos: @HASNOOR HUSSAIN

KUALA LUMPUR.- Malasia coronó el miércoles como un nuevo rey a Sultan Ibrahim Iskandar, un influyente millonario elegido por las familias reales, en una ceremonia anclada en siglos de tradición.

Así, se convirtió en el 17mo monarca de Malasia y en el segundo procedente del estado sureño de Johor, un cargo fundamentalmente ceremonial aunque dotado de una gran influencia en el país asiático, especialmente ante la creciente inestabilidad política. También ejerce de jefe del islam en este país de mayoría musulmana y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

El rey de Malasia, el sultán Ibrahim Iskandar, saluda a la guardia de honor durante una ceremonia de bienvenida en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur, el 31 de enero de 2024.
El rey de Malasia, el sultán Ibrahim Iskandar, saluda a la guardia de honor durante una ceremonia de bienvenida en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur, el 31 de enero de 2024. - Créditos: @HASNOOR HUSSAIN

Malasia es una monarquía constitucional pero el cargo no es hereditario, sino que el trono cambia de manos cada cinco años entre los soberanos de los nueve estados malayos.

Con una fortuna familiar estimada por Bloomberg en 5700 millones de dólares y amante de las motos, Sultan Ibrahim fue elegido el año pasado entre la realeza del país.

Los funcionarios se sientan durante la ceremonia de toma de juramento del decimoséptimo rey de Malasia en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur el 31 de enero de 2024.
Los funcionarios se sientan durante la ceremonia de toma de juramento del decimoséptimo rey de Malasia en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur el 31 de enero de 2024. - Créditos: @MOHD RASFAN

Con un uniforme real de ceremonias de color azul, el nuevo rey de 65 años juró el cargo en el palacio nacional de la capital, Kuala Lumpur, en una ceremonia tradicional.

”Con este juramento, profeso solemne y verdaderamente ser fiel, gobernar con justicia para Malasia de acuerdo con las leyes y la constitución”, dijo Sultan Ibrahim durante el evento televisado.

La banda militar actúa durante una ceremonia de bienvenida del decimoséptimo rey de Malasia, el sultán Ibrahim Iskandar, en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur, Malasia, el miércoles 31 de enero de 2024.
La banda militar actúa durante una ceremonia de bienvenida del decimoséptimo rey de Malasia, el sultán Ibrahim Iskandar, en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur, Malasia, el miércoles 31 de enero de 2024. - Créditos: @Hasnoor Hussain

Con ascendencia malaya y británica, el nuevo rey pertenece a la poderosa familia real de Johor y está considerado como un religioso moderado.

Casado y con seis hijos, solía recorrer el estado de Johor con su moto Harley-Davidson dando limosna a los pobres. También dispone de una lujosa colección de autos deportivos y aviones privados.

Aunque tiene una estrecha relación con el primer ministro Anwar Ibrahim, Sultan Ibrahim dijo que no quiere ser un “rey marioneta” y prometió ser duro con la corrupción.

Soldados del ejército disparan cañones durante una ceremonia de bienvenida del decimoséptimo rey de Malasia, el sultán Ibrahim Iskandar, en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur, Malasia, el miércoles 31 de enero de 2024.
Soldados del ejército disparan cañones durante una ceremonia de bienvenida del decimoséptimo rey de Malasia, el sultán Ibrahim Iskandar, en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur, Malasia, el miércoles 31 de enero de 2024. - Créditos: @Hasnoor Hussain

”Hay 222 de ustedes [diputados] en el Parlamento. Hay alrededor de 30 millones de habitantes afuera. No estoy con ustedes, estoy con ellos”, dijo en una entrevista reciente al diario singapurense The Straits Times.

Conocido por sus lujos, tiene amplios intereses empresariales, que van desde el sector inmobiliario a la minería. La Constitución de Malasia sólo concede al monarca unos pocos poderes discrecionales y el rey debe actuar en gran medida siguiendo los consejos del primer ministro y el gabinete.

Agencias DPA y AFP