Anuncios

La madre de la niña asesinada en México le respondió al funcionario que la acusó de irresponsable

Familiares de Camila cargan un ataúd con los restos de la niña de ocho años
Familiares de Camila cargan un ataúd con los restos de la niña de ocho años - Créditos: @Gentileza: AP

La madre de Camila, la niña de ocho años que fue invitada a ir a la pileta de una vecina y luego apareció muerta en una ruta de México habló sobre lo ocurrido tras ser señalada como irresponsable por Doroteo Vázquez, el secretario de Seguridad de la ciudad de Taxco. “No es mi culpa, yo siempre he cuidado a mi hija”, aseguró la madre, conmocionada por los hechos.

El funcionario de la cartera de seguridad había señalado que en la muerte de la menor “hubo una responsabilidad maternal y hay una omisión, porque si yo como padre tengo un hijo debo vigilarlo, orientarlo y guiarlo”. Según indicó el periódico mexicano El Universal, el funcionario ya ofreció una disculpa pública por sus dichos.

Confié en las personas equivocadas porque me dieron otra cara”, aseguró la madre en diálogo con los medios locales. Y contó: “La niña incluso también iba a mi casa. El único pecado de mi niña fue haber querido demasiado a esa niña y a la mamá, porque hasta a la mamá la quería mucho”. “Pero yo cuidaba mucho a mi hija, no solo tengo una, tengo tres. Siempre estuve pendiente de ellas y la gente que me conoce lo sabe”, destacó.

La muerte de Camila

El miércoles Camila había sido invitada a ir a la pileta de una vecina con la cual tenían una relación de amistad. La menor de ocho años salió alrededor de las 13 de su casa y se dirigió a la casa de su amiga. Luego de tres horas, su mamá fue a la casa de Ana Rosa, la madre de la amiga que había invitado a Camila, pero esta aseguró que la menor nunca llegó. Sin embargo, otro video de seguridad demuestra que la víctima sí llegó a su destino.

Horas más tarde de comenzar a buscar a Camila, la madre comenzó a recibir llamadas desde números desconocidos pidiéndole una recompensa por US$15.000 a cambio de su hija. Tras analizar los videos de cámaras de seguridad, los vecinos identificaron a la dueña de esa casa como Ana Rosa Díaz Aguilar, a quien se veía salir con un cesto de basura, mientras que su pareja cargaba una bolsa negra. El cuerpo de Camila fue hallado horas después en una ruta.

Una vez que se confirmó la muerte de la menor, un grupo de personas que estaban furiosas por lo sucedido golpearon a la sospechosa. Agentes de la policía llegados al lugar la rescataron de la turba y la subieron a una camioneta, pero poco después la turba bajó y comenzó nuevamente a golpearla y patearla hasta que quedó tendida en el pavimento, parcialmente desnuda e inmóvil.

Los oficiales la levantaron del suelo y la trasladaron a una agencia del Ministerio Público donde murió a consecuencia de las lesiones, según informó la Fiscalía del estado Guerrero, donde se encuentra Taxco.

Sobre el linchamiento a la principal sospechosa del crimen, la mujer lamentó el hecho y asgeuró que tampoco fue responsable de su muerte ya que ni siquiera se encontraba en el lugar. “No era lo que yo quería, yo la quería viva para que sufra el mismo tiempo que yo voy a sufrir, pero ella pudriéndose en la cárcel por lo que le hizo a una niña, que lo único que hacía era querer a su hija”, lamentó.

Por último, expresó su deseo de que ninguna niña tenga que sufrir lo mismo que sufrió su pequeña Camila. “Ninguna niña merece eso, ninguna niña merece que le corten sus sueños, ninguna familia merece que la destruyan como destruyeron la mía, porque mataron a mi niña pero también mataron parte de mi… ninguna mamá merece pasar por este dolor y no se lo deseo a nadie”, concluyó entre lágrimas.