Anuncios

La madre de Navalny pudo ver el cuerpo y denunció chantajes del Kremlin para que se entierre en secreto

La madre de Navalny denunció el chantaje de las autoridades en un video
La madre de Navalny denunció el chantaje de las autoridades en un video

MOSCÚ.- La madre del líder opositor ruso Alexei Navalny afirmó este jueves que pudo ver el cuerpo de su hijo, que murió la semana pasada en una cárcel del Ártico, pero denunció “chantajes” para enterrar “en secreto” a quien fue el principal opositor al presidente Vladimir Putin.

”Me están chantajeando (...) Quieren que todo se haga en secreto, sin ceremonia, quieren llevarme al fondo de un cementerio, cerca de una tumba recién cavada, y decirme: ‘Aquí yace tu hijo’. No estoy de acuerdo con eso”, afirmó Ludmila Navalnaya en un video publicado por sus allegados.

”Según la ley, deberían haberme entregado el cuerpo de Alexei inmediatamente, pero en lugar de eso me están chantajeando y poniendo condiciones sobre dónde y cómo debe ser enterrado”, acusó.

Navalnaya reclamó públicamente a las autoridades que le entreguen el cadáver de su hijo, después de que varias personas del entorno del difunto opositor, entre ellas su viuda, señalaron que se trató de un “asesinato”.

Un automóvil que transporta a Ludmila Navalnaya, madre del líder de la oposición rusa Alexei Navalny, llega a la colonia penitenciaria en la ciudad de Kharp, en la región de Yamalo-Nenetsk, a unos 1900 kilómetros al noreste de Moscú, Rusia, el sábado 17 de febrero.(AP Photo)
Un automóvil que transporta a Ludmila Navalnaya, madre del líder de la oposición rusa Alexei Navalny, llega a la colonia penitenciaria en la ciudad de Kharp, en la región de Yamalo-Nenetsk, a unos 1900 kilómetros al noreste de Moscú, Rusia, el sábado 17 de febrero.(AP Photo)

Las principales potencias occidentales, desde Estados Unidos, pasando por Alemania, España, Francia y el Reino Unido, lamentaron la muerte del opositor, de 47 años, y señalaron al Kremlin.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, calificó este jueves de “histeria” a la reacción de las potencias occidentales y señaló que “no tienen derecho a intervenir” en los “asuntos internos” de Rusia.

”Esa histeria por la muerte de Navalny, no quiero ni comentarla. Esas personas no tienen derecho a intervenir en nuestros asuntos internos”, dijo en conferencia de prensa desde Río de Janeiro, donde participa de una reunión de ministros de Exteriores del G-20.

Navalny, abogado y bloguero, se consolidó a lo largo de 12 años como el detractor número uno de Putin y de su “partido de ladrones y estafadores”, como solía describirlo.

Alexei Navalny y Yulia Navalnaya en el avión que los llevó de regreso a Moscú en 2021 luego de ser dado de alta por el envenenamiento que sufrió
Alexei Navalny y Yulia Navalnaya en el avión que los llevó de regreso a Moscú en 2021 luego de ser dado de alta por el envenenamiento que sufrió

Primero se dio a conocer ayudando a organizar grandes manifestaciones, en 2011 y 2012, que finalmente fueron reprimidas, y en 2013 quedó segundo en las elecciones municipales de Moscú, un logro que impulsó su visibilidad.

Acosado por las autoridades e ignorado por los medios de comunicación oficiales, construyó una notoriedad en Internet y en las redes, gracias a la difusión de investigaciones en video virales que denunciaban la corrupción del poder ruso.

En enero de 2021 fue detenido al regresar a su país tras recuperarse en Alemania, donde fue hospitalizado tras ser víctima en Rusia de un envenenamiento con el agente neurotóxico Novichok que él atribuyó a Putin, algo que el Kremlin negó.

Desde su arresto fue condenado a altas penas de cárcel tras ser acusado de “extremismo” y “fraude”.En agosto del año pasado fue condenado a 19 años de prisión y hasta mediados de diciembre estuvo detenido en una cárcel de máxima seguridad cerca de Moscú hasta que fue trasladado a Kharp, en el Ártico ruso.

El Servicio Penitenciario Federal ruso anunció el sábado pasado que el líder opositor murió tras “encontrarse mal durante un paseo”.

Agencias AFP y ANSA