Anuncios

La crisis climática y la Amazonía centran agenda en primer día de visita de Macron a Brasil

Belém (Brasil), 26 mar (EFE).- La crisis climática y la preservación de la Amazonía centraron la agenda en el primer día de la visita oficial a Brasil del presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibido en plena selva amazónica este martes por el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Tras una reunión que tuvieron a bordo de la embarcación que los condujo hasta la isla de Combú, en la bahía amazónica de Guajará, Macron y Lula anunciaron un acuerdo que prevé inversiones por 1.000 millones de euros (unos 1.082 millones de dólares) en los próximos cuatro años para financiar proyectos de desarrollo sustentable que ayuden a reducir las emisiones contaminantes y a preservar la selva amazónica.

El millonario plan de inversiones, que captará recursos tanto públicos como privados, estará destinado a iniciativas para promover la bioeconomía en la Amazonía brasileña y en la Guyana Francesa.

El desarrollo de proyectos de investigación en temas de sostenibilidad, el establecimiento de un mercado de carbono que sea capaz de remunerar a los países que inviertan en sumideros naturales y la protección de la biodiversidad también forman parte del plan.

"Vamos a invertir en la biodiversidad y en actividades económicas compatibles con los intereses de los pueblos indígenas, que les permitan tener perspectivas de crecimiento y preservar los bosques. Juntos invertiremos en la bioeconomía", afirmó Macron.

El presidente francés fue recibido por Lula en la ciudad amazónica de Belém, que será la sede de la COP30 en 2025 y desde donde viajaron juntos a la isla de Combú, en donde el mandatario francés visitó proyectos de desarrollo sustentable de pequeños cultivadores de cacao y productores artesanales de chocolate.

Y en medio de la mayor selva tropical del mundo y en una ceremonia con líderes indígenas brasileños, ambos anunciaron sus compromisos conjuntos contra los cambios climáticos y por la preservación de la Amazonía.

"Con Lula decidimos lanzar el Llamado de Belém, con el que nos juntamos en este combate, tomamos decisiones concretas e intentamos aproximar nuestros parques naturales para transformarlos en el mayor del mundo y en donde los científicos puedan trabajar juntos en la preservación de la naturaleza", afirmó el presidente francés.

Macron aprovechó su visita para anunciar su compromiso con las causas de los pueblos indígenas brasileños, principalmente por el derecho a sus tierras y por la preservación de la Amazonía.

Tal compromiso fue asumido en una ceremonia en la que le concedió al cacique Raoni Metuktire, líder de la etnia kayapó y uno de los principales voceros de los pueblos indígenas de Brasil en el mundo, la Legión de Honor, una de las mayores condecoraciones francesas.

Lula aprovechó el encuentro para reafirmar su compromiso de reducir a cero la deforestación ilegal en la Amazonía hasta 2030.

"Tenemos el compromiso de alcanzar la deforestación cero de la Amazonía hasta 2030 pese a que nadie nos lo pidió ni ninguna convención nos lo exige", afirmó.

Agregó, no obstante, que Brasil también quiere convencer al mundo de que los países que ya desforestaron sus bosques, como los europeos, tienen que contribuir para que los países que aún conservan importantes áreas ambientales puedan mantenerlas de pie.

"No queremos transformar la Amazonía en un santuario de la humanidad. Lo que queremos es compartir con el mundo la exploración y la investigación de nuestra rica biodiversidad y que los indígenas reciban participación por todo lo que esa riqueza genere", dijo.

Belém fue la primera escala del líder galo en una visita a Brasil, que concluirá el jueves, debido a que su intención es darle a su viaje un fuerte simbolismo medioambiental, que es una de sus mayores preocupaciones globales.

Ambos mandatarios volverán a encontrarse el miércoles en Río de Janeiro, en donde visitarán un complejo naval situado en el municipio de Itaguaí y en el que se desarrolla un programa de construcción de submarinos franco-brasileños.

Desde Río de Janeiro, Macron se dirigirá a São Paulo, donde el mismo miércoles participará en un foro que reunirá a unos 200 empresarios de ambos países, y luego seguirá hacia Brasilia, donde será recibido por Lula con honores de Estado el jueves.

(c) Agencia EFE