Anuncios

Loeb se lleva otra etapa y Al-Attiyah la tacha en su cuenta atrás

Redacción Deportes, 12 ene (EFE).- El francés Sébastien Loeb (Prodrive), lastrado por los problemas de los primeros días del Dakar 2023, se está consolando a base de victorias de etapa y este jueves logró la cuarta consecutiva, quinta en esta edición del raid, aunque solo un contratiempo grave de Nasser Al-Attiyah (Toyota) puede darle opciones de completar una remontada épica, la que le ha llevado, por ahora, a la tercera posición de la general.

Mientras Loeb marca victorias en cada hoja del calendario, Al-Attiyah las va tachando en la cuenta atrás que ha puesto en marcha hace ya unos días camino de su quinto Dakar.

En la undécima etapa, entre Shaybah y el 'Empty Quarter' (cuadrante vacío), en Arabia Saudí, con 153 kilómetros de enlace y 274 de especial, los pilotos superaron los 4.000 kilómetros cronometrados desde el inicio del rally y se adentraron en territorio de pura arena y dunas, sin vida, extenuante. Fue la primera de las dos jornadas de un maratón en el que no pueden recibir asistencia.

Por segundo día consecutivo, Loeb abrió pista y ni tan mal, porque el alsaciano marcó el mejor tiempo ya en el primer punto de control (km.20), con el sueco Mattias Ekstrom a 33 segundos en su intento por salvar el honor de Audi en el Dakar 2023. Guerlain Chicherit (Prodrive) estaba a solo tres segundos del único superviviente de la marca alemana tras los abandonos del español Carlos Sainz y el francés Stéphane Peterhansel.

Al-Attiyah no está dispuesto a asumir riesgos que puedan complicarle su quinto Touareg y ya cedía más de un minuto en 20 kilómetros. Loeb, por ahora, no le compromete, pero sí está más exigido el brasileño Lucas Moraes (Toyota), que afrontaba la etapa segundo en la general y con poco más de 15 minutos de diferencia con Loeb.

El nueve veces campeón del mundo de rallies se mantuvo fuerte en el 'Empty Quarter'. Chicherit pasó a la segunda posición en el kilómetro 63 a 1:08 de su compatriota y Ekstrom cayó a la tercera, a 1:35 del líder de la etapa.

Ventaja que se amplió en el siguiente punto de control (km.89), con 1:51 entre los dos Prodrive y 2:09 con respecto al de Audi. Moraes se dejaba 3:10.

La renta de Loeb fue a más en el ecuador de la carrera y la victoria estaba en su mano. Ekstrom recuperó la segunda posición al paso por el kilómetro 189, pero estaba a 3 minutos exactos del líder de la etapa, al que le recortó más de un minuto en el último punto intermedio, a 40 kilómetros de meta.

El francés, con el triunfo en el bolsillo, llegó a meta con 2:26 sobre el sueco tras haber abierto pista toda la etapa. A Lucas Moraes le recortó 6:12 y ya lo tiene a menos de diez minutos en la general (9:53), mientras que Al-Attiyah se dejó medio minuto más que el brasileño a la conclusión de la especial.

El catarí dispone de una cómoda renta de 1h21:04 sobre Moraes y 1h30:41 respecto a Loeb a falta de tres etapas.

(c) Agencia EFE