Anuncios

Locutor narra cómo fue víctima de secuestro en la México-Puebla

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- A través de redes sociales, el locutor Gabriel Cuadros narró como fue víctima de unos supuestos policías, quienes por dos horas lo mantuvieron en cautiverio junto a su pareja cuando circulaba sobre la autopista México-Puebla.

En su cuenta de Instagram Gabriel Cuadros (@cuadros) señaló que los hechos ocurrieron el pasado 28 de febrero cerca de las 8:40 de la noche en la mencionada autopista, pasando la caseta de San Martín Texmelucan.

"Les quiero contar una manera de operar del crimen organizado en las carreteras de este país. Hace dos semanas íbamos Mariana y yo a una boda… el miércoles 28".

Narró que salieron temprano rumbo al evento, pero en el camino se toparon con un accidente, por lo que les agarró la noche circulando por la autopista.

"Prácticamente antes de llegar… unos cinco minutos antes de llegar, pasando la caseta a San Martín que es la entrada a Puebla, se pone atrás de mi un auto, me pone estrobos de luces, de una torreta, resulto ser una patrulla falsa… te hacen señalamientos para que te orilles y tú no puedes ver si es una patrulla o no, uno no quiere tener problemas con la autoridad".

Señaló que, al orillarse, una persona con una pistola se le acercó y le pidió que se bajara del vehículo para una revisión. Lo mismo pasó con su acompañante, quien al descender del vehículo se percató que no se trataba de un policía, sino de un "chavillo".

"(Mariana) trata de subirse de regreso y a los dos nos apuntaron, nos encañonan con las pistolas y pues en ese momento estás a merced de estas personas".

Mencionó que mientras un par de personas, quienes supone venían en otro coche, se llevaron su camioneta, otros dos se quedaron con ellos y los mantuvieron secuestrados por dos horas en un terreno baldío sobre pasto seco.

"A Mariana no le hacen nada, (solo) un empujón, a mí me abrieron la cabeza con la pistola, me patearon las costillas… me tuvieron con manos y tobillos amarrados con las agujetas de mis propios tenis. Nos sacaron información de nips de tarjetas, contraseñas de los celulares".

Recalcó que a su acompañante no le hicieron nada, pero a ambos les quedó el terror psicológico y el trauma luego de pasar por una situación de este tipo, "sin saber si estas personas te van o no a quitar la vida".

Gabriel mencionó que cuenta su experiencia para alertar a los conductores sobre los peligros de las carreteras, además compartió algunas recomendaciones.

Por último, informó que a dos semanas del hecho aún no hay señales de un presunto responsable ni ha aparecido la camioneta, "no hay noticias de nada".