Anuncios

Localidad de Alaska dice adiós a la "noche polar" tras penumbras

CIUDAD DE MÉXICO, enero 23 (EL UNIVERSAL).- Este martes, los habitantes de Barrow, en Alaska, volverán a ver la luz del Sol tras más de dos meses de vivir en la oscuridad, en lo que se conoce como la "noche polar" en esa región del planeta.

El fenómeno natural comenzó el pasado 18 de noviembre, cuando el astro rey "se ocultó" y dejó en penumbras a varias personas que este martes, después de 60 días, por fin volverán a ver su luz.

La "noche polar" en esa localidad de Alaska, Estados Unidos, ocurre cada año en la temporada otoño-invierno, lo que provoca que la luz solar dure menos, es decir que los días son "más cortos".

Al principio, en el primer mes, la iluminación natural solo dura seis horas al día, pero con la llegada del invierno ese tiempo se reduce y la luz solar dura apenas tres horas.

De acuerdo con BBC, entre la segunda mitad de noviembre y hasta finales de enero la luz del Sol no se eleva al norte del Círculo Polar Ártico debido a la inclinación de la Tierra.

Utqiagvik, antes Barrow, es de las localidades más afectadas por este fenómeno, debido a que se encuentra en la zona más alejada del Círculo Polar Ártico.

Con la ausencia de luz solar, el frío es más intenso en esta temporada con temperaturas promedio de unos -20 grados centígrados en enero.

Junto a Utqiagvik, la ciudad de Murmansk, la más grande del Círculo Polar, también se queda "a oscuras", por más de un mes.

En tanto, en Noruega la ciudad de Tromso también vive una "noche polar" al quedarse sin luz del Sol desde finales de noviembre y hasta mediados de enero.