Anuncios

Lloyd Austin entona el 'mea culpa' sobre la gestión pública de su cáncer: "Lo hice mal"

Washington, 1 feb (EFE).- El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, compareció este jueves ante la prensa por primera vez desde que fue hospitalizado para tratarse el cáncer de próstata que padece y entonó el 'mea culpa' sobre cómo gestionó la situación.

"No lo manejamos bien. No lo manejé bien. Debería haberle comunicado al presidente mi diagnóstico. También se lo debería haber dicho a mi equipo. Asumo toda la responsabilidad y pido perdón a mis compañeros y a los estadounidenses", dijo.

Austin fue sometido el 22 de diciembre a una prostatectomía para tratar su cáncer y posteriormente fue dado de alta, pero el 1 de enero por la noche volvió al centro médico por una infección del tracto urinario derivada de la operación y fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos.

Su hospitalización generó una enorme controversia dado que ni Austin ni su equipo informaron a Biden de lo sucedido hasta el 4 de enero, tres días después de haber sido ingresado, y el Pentágono no emitió un comunicado a la prensa hasta el día siguiente, el 5 de enero.

"Quiero dejar claro que no hubo un vacío de autoridad", apuntó Austin, que dijo sentir todavía dolores en la pierna y aseguró que su recuperación "tardará tiempo": "No estaré listo para los Juegos Olímpicos, pero voy a mejorar", bromeó.

Lo sucedido provocó que tanto el Pentágono como la Casa Blanca revisaran sus respectivos protocolos de información para mejorar la transparencia y garantizar un mayor conocimiento de la situación sobre cualquier eventual traspaso momentáneo de poder.

"En el futuro, si la subsecretaria necesita asumir temporalmente las funciones de mi oficina, ella y varias oficinas de la Casa Blanca serán notificadas inmediatamente, incluida la sala de crisis ("Situation Room") de la Casa Blanca y funcionarios clave, y se incluirá el motivo de esa asunción de funciones por escrito", dijo.

Austin se comprometió a ser "lo más transparente posible": "Mi primer instinto fue mantenerlo en privado. No creo que sea noticia que soy un tipo bastante privado. Pero he aprendido de esta experiencia. Este tipo de trabajo significa perder parte de la privacidad que la mayoría de nosotros espera", sostuvo.

(c) Agencia EFE